sábado, 19 de mayo de 2012

El dulce negocio de las papillas




Hace tiempo leí en el libro "Mi niño no me come" del pediatra Carlos González (ver libros recomendados) que las papillas para bebés contenían azúcares. En ese momento, no podía creer lo que estaba leyendo, pero hoy lo he podido comprobar por mí misma.

Esta mañana, cuando estaba en la farmacia mirando unas gallletas para bebé que vendían, le he preguntado a la farmacéutica si tenían azúcar. Lo he podido leer yo misma en la caja cuando me la ha enseñado, pero ella me lo ha confirmado. Me ha dicho que las galletas para bebés llevan azúcares, al igual que las papillas y el resto de la alimentación infantil.

Le he comentado que me resultaba curioso que los pediatras te digan que no le des azúcar ni sal a los niños el primer año de vida y en cambio, todos los alimentos para bebés lo lleven.

Si lo pensamos, es aun más curioso que este tipo de productos los vendan en farmacias, que se supone es el lugar donde venden cosas más sanas para nuestra salud, incluso para mejorarla cuando estamos enfermos. Comprar algo en una farmacia le da cierta garantía a lo que compramos y genera confianza en el cliente sobre su calidad.

La farmacéutica  me decía que el tema de que los niños no tomen azúcar antes del año es una utopía, que ninguno lo hace.

Yo le he dicho que sí es posible que no tomen azúcar porque mi hija no lo toma.No le doy ningún producto de los que venden especiales para bebés, no toma papillas ni leche de fórmula ni galletas con azúcar. Y muy asombrada ella, me dice ¿y cómo le das la fruta? Pues en trocitos le he contestado. Y ¿no le das cereales? me ha preguntado más sorprendida todavía. A lo que le he respondido que sí, que le doy cereales como los comemos nosotros, pan sin sal, pasta, alguna galleta sin azúcar, pero pocas y arroz y que se lo come con sus manitas a puñaditos. Os podéis imaginar la cara que ha puesto cuando le he dicho esto último. Me miraba como si estuviera viendo un fantasma.

He llegado a la conclusión de que era la primera vez que alguien le decía que no le da a su hija ninguno de los muchos productos que tiene en esa inmensa estantería cargadita de cajas, leches de fórmula, potitos...(vamos, todo un negocio!!!) Seguro que ha pensado "espero que no haya muchas como ésta porque si no, nos arruina".

Como dice Carlos González en sus libros, cuanto más azúcar le pongan a la comida de bebés mejor porque así a los niños les gusta más y los padres lo siguen comprando, las marcas vendiendo y todos contentos.
.

Lo triste de todo esto es que muchos padres se fían de que lo que les están dando a sus hijos son alimentos aptos para bebés, porque lo fabrican empresas especializadas en alimentos infantiles. Y además, muchos lo compran en la farmacia y por tanto, ni miran la composición de lo que les dan a sus hijos porque se fían.

Sin embargo, si lo miraran, verían que contienes azúcares, cosa que se contradice con lo que te repiten en los centros de salud cada vez que llevas al bebé a una revisión (nada de azúcar ni de sal hasta que cumpla el año). Vamos, un sinsentido.

Partimos de la base de que todos los padres quieren lo mejor para sus hijos y que si tu pediatra es la primera o el primero que te invita a que le "ayudes o complementes" al niño con biberón, ¿cómo no lo vas a hacer si es el profesional de la salud y el que se supone que entiende? Y lo mismo cuando te dicen que empieces con los cereales o con la papilla de frutas.

¿Quién es el guapo que se atreve a cuestionar a su médico cuando se trata de la salud de su hijo? Pues quizá  menos de los deseables, algunos medianamente informados sobre el tema o los que han leído los libros de Carlos González, por ejemplo, pero pocos más.

En definitiva, que las empresas de alimentación infantil se aprovechan de la confianza de los padres en los profesionales de la salud y en las farmacias para comercializar productos que saben que estos compraran. Y de paso, para fidelizar clientes lo hacen bien dulcecito para que al niño le guste y los papás lo compren.

Como en otras muchas cosas los perjudicados son los niños que no pueden elegir. Si abusar del azúcar y de la sal es malo a cualquier edad, cuando se trata de bebés es peor aún.

Desde aquí, os invitamos a que lo comprobéis por vosotros mismos, si todavía no lo habéis hecho. Mirad la composición de cualquier papilla o alimento preparado para bebés y seguro que os sorprendéis de lo que comen muchos bebés que apenas tienes unos meses de vida.

Tanto si estás de acuerdo con nosotros como si no lo estás, nos encantará leer tu comentario. Anímate y dinos lo que piensas sobre este tema!! Sabemos que hay mucha gente que nos lee, pero que no se atreve a dejarnos su comentario, quizá ésta sea una buena oportunidad para hacerlo. Siempre serás bienvenido/a.

13 comentarios:

  1. Es un negocio de lo más dulce... es triste pero es que casi todo es negocio, es el mundo que no has ha tocado vivir, así que lo único que nos queda es poder informarnos bien y elegir consecuentemente.
    Sobre lo del azúcar y la sal, he de reconocer que en mi caso particular poco caso he hecho de ese tipo de recomendaciones, ya que mi hija ha sido bastante problemática con las comidas, por suerte estuvo a pecho casi exclusivamente algo más de un año, pero nos ha ido muy bien.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Es cierto lo que dices, hoy día casi todo es un negocio.Lo importante es que tenemos información a nuestro alcance para saber discernir qué es lo que nos conviene y lo que no.
    Felicidades por esa lactancia casi exclusiva de más de un año.
    Gracias, una vez más, por visitarnos y dejarnos tus comentarios.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Hoy día los profesionales de la salud ejercer demasiado poder sobre la crianza de nuestros/as hijos/as.
    Por desgracia, como comentáis, todo es un negocio y el mundo infantil no es una excepción.
    Es nuestra responsabilidad como padres/madres informarnos lo mejor posible para poder realizar las elecciones más adecuadas respecto a la crianza de nuestros/as hijos/as.
    A menudo se abandonan lactancias felices por decisión de médicos con prejuicios o mal informados.
    Debemos reclamar una mejor atención y respeto para los que decidimos no seguir los impositivos comerciales de nuestra sociedad.
    Alimentar naturalmente sin productos elaborados, no sólo es posible, es lo deseable.

    ResponderEliminar
  4. Como bien dices, es responsabilidad de los padres estar informados para poder decidir sobre la crianza de nuestros hijos.
    Gracias por leernos y dejarnos tus acertados comentarios.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  5. Menos mal que os leo ya que me consideraba un bicho raro!!! en mi caso mi hija pequeña se alimentó 6 meses con lactancia materna exclusiva y hasta el año y medio le estuve preparando yo la comida y no compré nada exclusivo para bebés salvo la leche que por el trabajo y una mala racha que tuvimos ella fué la que no quiso más a partir de los 6 meses.Y lo del pediatra eso es otro cantar parece que hoy en día tienen la verdad universal sobre todo y no es asi sencillamente estan ahi para orientarnos y punto,y ya cada uno hace lo que mejor cree para sus hijos pero vamos que hay padres que los siguen a pies juntillas y si tú no lo haces eres como he dicho un bicho raro.Enhorabuena por vuestro blog al cual he podido acceder gracias al grupo de fb mamá,no me dejes llorar.Tere Sánchez.

    ResponderEliminar
  6. Bienvenida Tere y gracias por tus palabras.
    Nos alegramos de que nuestro blog te haya ayudado a sentirte menos rara y un poco más comprendida. Esto es lo que todos necesitamos, un poco de comprensión, y sobre todo los padres que no seguimos todas las recomendaciones de nuestro/a pediatra o enfermera/o.

    Es cierto lo que dices, hoy día los pediatras han asumido algunos temas que no les competen (sueño, alimentación, destete, quitar el pañal...) puesto que ellos son médicos de niños y han estudiado para curar enfermedades y no para tratar ciertos temas. Pero a veces, la culpa es de los padres que les preguntamos...porque no tenemos otros sitios de referencia. Falta mucha formación en este campo en nuestra sociedad.

    Gracias por decirnos dónde nos has conocido, nos resulta muy útil. Esperamos seguir leyéndote por aquí. Siempre serás bienvenida! Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. wow!!!!, Que identificada me sentí, puesto que tampoco doy sal ni azúcar a mi hija, ni tampoco productos envasados y aun le doy de lactar ya que como tengo leche creo innecesario darle leche de formula. Por lo mismo todos me miran como bicho raro!!, A nosotros la pediatra nos recomendó complementar con Nestum pero antes habernos dicho "nada de azúcar" y cuando lo fui a comprar mire la composición y vaya sorpresa! tenia azúcar , así que no lo compré, contrariamente a lo indicado, por que dije ¿si yo no consumo azúcar por que ha de hacerlo mi hija?? , y esa es mi experiencia, saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Dany. Gracias por compartir con nosotros tu valiosa experiencia. Te felicito por seguir amamantando a tu hija y por seguir tu instinto y no el de tu pediatra. Es curioso que recomienden productos con azúcar cuando al mismo tiempo recomiendan no dar azúcar a los menores de un año.
      Esperamos seguir leyéndote por aquí.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. ¡Me ha gustado mucho leerte! como comentas al final lo que las empresas que producen alimentos para bebés persiguen es su propio beneficio y no la salud de nuestros hijos. Por suerte cada vez hay más padres informados que no le dan este tipo de preparados a sus hijos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Como bien dices, cada vez hay más papás informados sobre este tema, pero todavía quedan muchos que se siguen fiando y es una pena. Gracias por comentar y por visitarnos!

    ResponderEliminar
  10. Mi hija tiene 11 meses y aún estamos enganchadas a la tetita dos veces al día. Hasta los seis meses tuvimos lactancia materna exclusiva, fue un lujo y un placer. A partir de los seis fui combinando fruta, verdura, carne, etc. A partir de los nueve empecé a usar leche de fórmula para las papillas pero seguíamos con el pecho. Ahora casi come de todo.
    Al leer este artículo me he parado a pensar sobre los cereales que le estoy dando dos veces al día. Soy una de esas mamás confiadas que nunca miró la composición de ese polvillo blanco que le doy de comer a mi bebé. Como mañana mismo tengo cita con el pediatra, pienso preguntarle por las raciones diarias de cada alimento y voy a preparar yo misma esas papillas con cereales naturales como comentas que haces tú. Pan con aceite y jamón york para desayunar, verduras con carne o pescado para comer, arroz caldoso para cenar. Sólo tengo una duda: la leche de fórmula. ¿Tenéis algún comentario sobre la leche. Es que siempre pienso que no puede estar rica con ese olor tan artificial que tiene...
    Gracias por escribir y publicar. ¡Qué suerte vivir en este siglo con internet!
    Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta. Está claro que cada papá y cada mamá hace lo que cree mejor para sus hijos, pero a veces con las prisas no nos fijamos en los alimentos que tomamos. Estoy segura de que a tu hija le va a gustar experimentar con cereales y fruta sin triturar. Ya nos contarás.
      En cuanto a la leche de fórmula, te diré que nosotros no la hemos consumido nunca. Nuestra hija sigue mamando con 19 meses y para nosotros es la mejor opción. Cada familia tiene sus circunstancias y si es necesario recurrir a la leche de formula, yo haría como con el resto de alimentos, mirar su composición e informarme bien sobre lo que le doy a mi hija.
      Un saludo y gracias por tu confianza en nosotros.

      Eliminar
  11. Alejandra Muñoz

    Hoy es la primera vez que leo respecto al tema, de hace rato que vengo pensando en que comemos basura y con mi marido estamos llevando alimentacion sana, evitando todo tipo de alimentos procesados y muy cocinados. Estoy embarazada de 5 meses y he decidido no tomar leche de vaca por la alta prevalencia de bebés alérgicos a esta proteina. Yo no quería que mi hija se alimentara en el futuro con nada procesado ni leche de vaca, ya que las pautas de alimentación chilena te lo recomiendan. Yo quiero alimentar a mi hija así, no sabía que existía este método, muchas gracias por la información.
    No estaba equivocada respecto a lo que pienso, que alivio, lo que pasa es que cuando lo comento me miran como si fuera un marciano.

    ResponderEliminar

Escribe eso que estás pensando ¡déjame tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...