miércoles, 30 de mayo de 2012

Aviso para padres novatos: Hay que echarle paciencia

noscuidamos.com

Hoy me estreno con mi primer post. Soy “la otra R”, el padre de Paula.

Antes de que naciera Paula, un compañero del trabajo me dijo: “¿Vas a ser padre? Pues aprovecha para dormir, es el mejor consejo que te puedo dar”. Bueno, yo le hice caso, pero no sabía hasta qué punto tenía razón.

Cuando nació mi hija, mi vida se puso patas arriba. Las primeras semanas se mezclaba la alegría de tener a Paula en nuestros brazos con un intenso cansancio debido a la falta de sueño, el calor (nació un 5 de agosto), las dificultades en el establecimiento de la lactancia, los cólicos... En fin, una prueba que sólo conoce el que la vive (como muchas otras cosas en la vida).

Recuerdo que mi hermana llamaba por teléfono y preguntaba “¿Qué tal?”, yo respondía “aquí, sobreviviendo”. Mi mujer y yo estábamos físicamente agotados.

Los primeros meses de Paula fueron duros, a veces muy duros. Y eso que la niña estaba (y está) sana. Recuerdo que llamé por teléfono a un amigo pediatra y le pregunté: “Es que mi hija llora cuando no la cogemos y además no duerme ¿qué puedo hacer?”. El pediatra respondió “hay niños que son muy demandantes y vosotros tendréis que ver hasta dónde estáis dispuestos a sacrificaros”. Yo me quedé de piedra, pero un tiempo después me di cuenta de que tenía toda la razón.

Mi mujer y yo empezamos a investigar. Descubrimos que existen los “niños de alta demanda”. Ningún profesional ha diagnosticado que Paula sea tal cosa, pero a mí no me cabe ninguna duda. Un ejemplo: por la calle todos los niños van tranquilos o dormidos en sus carritos mientras que mi hija muy a menudo no soporta estar en el carrito y hay que sacarla (en el cuco o capazo la cosa era mucho peor).
Cayó en nuestras manos de manera providencial el libro “Dormir sin lágrimas”, yo pensaba: las lágrimas de los padres… Este libro nos ayudó a que Paula durmiera un poquito mejor, pero, sobre todo, nos sirvió para entender por qué se despierta tanto y nos ayudó a tener paciencia con ella. Ahora Paula tiene diez meses y ha mejorado muchísimo a pesar de que aún no duerme toda la noche “del tirón”.

Puede que os parezca que soy un quejica o que soy muy negativo y posiblemente tengáis razón, pero lo que quiero decir es que los bebés pueden dar mucho trabajo (y parece que los primogénitos aún más). Hay que estar preparado para ello. Antes del parto leeréis libros sobre embarazo, asistiréis a cursos de preparación al parto y compraréis miles de artilugios, cunas, carritos de bebé, el portabebé, la bañerita… Pero es muy posible que nadie os diga esto que os he dicho yo: Hay que estar mentalizado y preparado, cuidar a un bebé en sus primeros meses puede ser agotador. Si tenéis tiempo, os recomiendo que durante el embarazo os informéis sobre bebés, crianza, lactancia, sueño infantil, etc.

Echadle paciencia y quered mucho a vuestros hijos, dadles lo que necesiten en cada momento. Recordad que todo lo que hacen los bebés es para cubrir sus necesidades, son personitas completamente dependientes. Veréis cómo mes a mes los niños van progresando. Nosotros ya estamos viendo la luz al final del túnel. Ahora podemos hacer cosas que hace nueve meses eran impensables. Por eso, a los padres primerizos les queremos hacer llegar este mensaje: tened paciencia con vuestro bebé y disfrutad de él, que crece muy rápido. Tendréis que adaptar vuestro ritmo de vida, vuestras prioridades y actividades cambiarán. Tener un hijo te cambia la vida, sin duda, pero te la cambia a mejor ¿Acaso se puede hacer algo más importante en la vida que engendrar y criar a una persona? Tu bebé es lo mejor que te puede pasar ¡Disfrútalo!

9 comentarios:

  1. Muy buenas reflexiones para tener en cuenta aquellos que deseen ser padres.
    La verdad es que aún cuando uno sepa que su vida va a cambiar, no se representa a ciencia cierta cómo.
    Lo que más he echado de menos es el dormir como antes, creo que ya nunca dormiré igual... o sí, el descanso es vital pero criar un hijo sano lo es más.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias María, estamos contigo en que probablemente nunca volveremos a dormir igual, pero es curioso como durmiendo menos podemos rendir más que antes. Qué bien diseñados estamos...aunque a veces no lo creamos.

    Un abrazo y gracias por seguirnos.

    ResponderEliminar
  3. En los tiempos que corren, es un alegría encontrar padres tan responsables como vosotros. Gracias por las reflexiones y sugerencias que haces a los padres novatos, les vendrá muy bien.
    Que suerte ha tenido Paula al nacer en un hogar como el vuestro, ella no lo sabe, pero pronto se dará cuenta de ello.
    Soy una mamá que también pasó ahí.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Rosa. Como todos los padres, lo hacemos lo mejor que sabemos y podemos. Esperamos que nuestra hija sea consciente de todo a lo que están dispuestos sus padres por ella.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  5. Hola! Os devuelvo la visita!! Yo me reflejo completamente en vosotros en este post. Mi hija mayor Dunia fue un bebé de alta-alta demanda. Colechamos, teteamos (con muchas dificultades también, pero todo mereció la pena), porteamos, "enbraceamos"... Pasé muchas noches a la teta de manera que parecía interminable. Un buen día, un mes y medio antes de cumplir los dos años, comenzó a dormir seguido toda la noche. Hoy en día es una linda señorita de 5 años, que juega su papel de hermana mayor de 2 años y espera con ilusión a su hermanito que está en mi tripa. Es una niña tranquila, creativa, amorosa, segura de sí misma... Sigue durmiendo con nosotros, toda la noche de tirón. Alguna vez se despierta, pero se vuelve a dormir sin problema. Para acostarse igual, ella se da media vuelta... y se duerme. Cualquiera diría que fue un bebé tan demandante. De verdad, disfrutad cada momento, que se pasa tan rápido... Y no temáis que podáis "malcriarla", nunca se malcría con amor. Su hermana fue un bebé más tranquilo, aunque tampoco ha sido un bebé al uso. A ver qué tal "nos sale" el que está en camino. Un abrazo muy fuerte y mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
  6. Bienvenida Mónica,
    Qué alegría leerte por aquí.Muchas gracias por pasarte y por comentar. Te agradecemos mucho tu comentario porque es muy enriquecedor.
    Felicidades por haber superado las dificultades con Dunia y con su hermanita. Ya verás que con el que está en camino todo será más fácil. La experiencia es un grado en todo en la vida.
    Nos alegramos de que tu hija sea ahora una niña tranquila, cariñosa, creativa...Nosotros estamos seguros de que Paula también lo será, ya empieza a serlo, aunque todavía se despierta muuuuucho y no para, pero como bien dices, hay que disfrutar todo con los hijos, hasta los malos momentos porque pasan muy deprisa y se echan de menos luego.
    Cada vez estoy más agradecida de que mi hija sea tan demandante porque eso nos ha hecho investigar mucho, informarnos, leer y aprender. Incluso hasta crear este blog. Quizá si ella hubiera sido una niña "más normal" no habríamos hecho nada de esto y nos habríamos perdido una parte muy importante de la maternidad/paternidad que es maravillosa.
    Un abrazo muy fuerte y gracias por tus palabras de aliento. Esperamos seguir leyéndote.

    ResponderEliminar
  7. Hola R y R,
    He llegado a vosotros desde el FB "Yo también me opongo al método estivill...", ojalá os hubiera conocido antes, he ojeado vuestro blog y me siento identificadísima. Yo también soy mamá de un bebé de alta demanda. Estuve casi tres meses con mi hija colgada incluso para dormir, escuchando como todo mi entorno me decía que la dejase llorar, que le diera un biberón y que la estaba malcriando. Por suerte, a través de "un regalo para toda la vida" llegue a otros libros y foros sobre crianza respetuosa, y sé que otra forma de criar es posible. Ahora con 8 meses sigue siendo una niña muy demandante e inquieta, pero como Paula cada vez duerme mejor y hasta quiere explorar el mundo sola, eso si siempre con mamá muy cerquita. Asemás ahora papá y mamá saben mas cosas y tenemos mas herramientas para gestionarlo.
    Os felicito por vuestro blog y os animo a seguir, porqué a mi me hubiese gustado tener toda esta información antes, a veces me he sentido muy sola e incomprendida.
    Un abrazo a los tres.

    ResponderEliminar
  8. Muchísimas gracias Patty. No te imaginas cómo se agradecen comentarios así. Muchas veces no sabes si lo que escribes llega a la gente y si puede ayudar a alguien. Sabemos que la gente nos lee porque lo dicen las estadísticas, pero no te dicen su utilidad para el que lo lee y se agradece mucho tu comentario.
    Nos alegramos de que te hayas sentido identificada y te ayude lo que escribimos.
    Como bien dices, ahora sabéis más cosas y tenéis más herramientas para gestionar la alta demanda de vuestra hija. Yo creo que niños demandantes hacen que sus padres se informen más y al final, es algo que tenemos que agradecerles porque nos permite responder y detectar antes a sus necesidades porque disponemos de más información que aquellos padres cuyos hijos apenas les dan problemas.
    Un abrazo y te esperamos en próximas entradas.

    ResponderEliminar
  9. Buenas que blog mas interesante, ser padres novatos es una de las tareas mas complicadas q me he encontrado pero he mirado mucho por internet y me ha dado muchas respuestas. Este blog te resulve mucha de ellas tambien tengo otro blog que me ha resuelto muchas dudas es http://babyradio.es/blog-entrada/193/2014-01-14/padres-novatosrabieta-en-la-calle

    ResponderEliminar

Escribe eso que estás pensando ¡déjame tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...