lunes, 8 de abril de 2013

¡No juegues que te manchas!

El otro día me pasó una cosa muy curiosa en el parque, incluso, yo diría que algo triste. 

Mientras mi hija se tiraba por el tobogán y se arrastraba por  la pasarela de madera que hay para subir, llenándose toda la ropa de polvo y arena, había una niña de unos dos años y medio, con un vestido muy bonito (todo hay que decirlo) que esperaba su turno para tirarse. 

Su papá la estaba esperando abajo y cuando la niña decidió que la forma de tirarse era "de cabeza y boca abajo" (algo que les encanta a todos los niños y que todos hemos hecho cuando éramos pequeños), su padre le dijo lo siguiente con cierto tono de reproche (palabras textuales): 

  "Claudia, no te tires así que te vas a manchar todo el vestido. Mejor tírate sentada y así sólo te manchas el culo".

Yo me quedé asombrada. Porque además, era un papá y no una mamá el que se lo decía (normalmente ellos son más permisivos para estas cosas) y me llamó más la atención, si cabe.

Esto me hizo reflexionar y saqué mi libreta para anotarlo porque aquello era más trascendente de lo que parecía y me recordó a un artículo que leí hace tiempo en el blog Crianza con Apego que se titulaba Niños teledirigidos y que me encantó. Os invito a que lo leáis.

Poniendo barreras al juego

Aquella niña quería jugar, pero para su papá era más importante que no se manchara el vestido y así se lo hizo saber en varias ocasiones. 

A él le preocupaba más el hecho de que se manchara el vestido que la propia seguridad de la niña porque sobre esto no le dijo nada. Y eso que a mí me parecía un poco pequeña para tirarse sola de cabeza por el tobogán.

Está claro que cada uno educa a sus hijos como considera y que todos tenemos nuestras prioridades, pero a mí me pareció un poco triste que a esa niña no la dejaran jugar como quería y que se manchara el vestido que, en mi opinión, es lo que tiene que hacer a esa edad. Para eso están las lavadoras ¿no? Al menos, yo lo veo así.

Jugar es aprender

Jugar es fundamental para el desarrollo de un niño, para su aprendizaje y no se puede cercenar su voluntad con argumentos tan flojos y tan carentes de sentido como que se manchan si lo hacen, ellos no lo entienden. 

Estoy segura de que esta niña no entendió el argumento de su padre porque, de hecho, cuando   éste no miraba, se tiró de cabeza en dos ocasiones. Ella prefería jugar y el vestido le importaba poco... 

Gracias a Dios, al final no les pasó nada ni a ella ni "al vestido". Justo por la parte del tobogán que se tiró estaba limpio porque, en caso contrario, no sé cómo hubiera reaccionado el padre...

¿Os habéis encontrado con alguna situación parecida? ¿Cómo la vivistéis?


Si te ha gustado esta información, puedes compartirla pinchando en los botones que tienes más abajo.

13 comentarios:

  1. Ay pobre! normalmente cuando vamos al parque o al campo...les suelo poner ropa para que puedan tirarse, jugar como quieran, les pongo ropa cómoda para eso precisamente, jugar es fundamental y siempre está la lavadora, prefiero que vayan cómodos pero que jueguen.
    ¿Cómo te encuentras tu? más cansada supongo, no?Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo, nosotros también le ponemos ropa cómoda a nuestra hija para ir al parque, bueno y para casi todo. Lo importante es que esté a gusto y pueda jugar allá donde vaya. Los vestiditos que le regalan los dejamos para el fin de semana o para ocasiones especiales.

      Un beso

      Eliminar
  2. Si es que en los parques, se presencia cada cosa... los vestidos monos están muy bien de paseo, pero al parque se va a jugar, es su momento y hay que respetarlo. Por otra parte, la ropa es para usarla y a esas edades lo dejan todo nuevo, en fin...
    Muchas gracias por la mención.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, en los parques se ve de todo...y más entre los padres que entre los niños...
      Como bien dices, al parque se va a jugar y hay que respetar el juego de los niños que tan importante es para ellos.
      Un beso,
      Raquel

      Eliminar
  3. Recuerdo hace tiempo también en un parque de arena, un niño de unos dos años intentando jugar con la arena con el cubo y la pala, y digo intentando porque no le dejaban sentarse porque se manchaba, con sus zapatitos y sus pantalones claritos inmaculados. Y Minera a su lado tirada por la arena jugando tranquilamente y la abuela de este niño intentado hacerla ver que se iba a manchar.

    ¿Pero a qué vamos al parque? Pobre niños, dejemosles jugar a gusto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo Carol, al parque se va a jugar y si no queremos que se manchen, dejemos los vestidos bonitos para otra ocasión...

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Y cómo habrá hecho ese papá con la alimentación complementaria??? No me lo quiero imaginar... Lo digo porque yo misma tuve que relajarme y aceptar que todo iba a quedar hecho una mugre, sobre todo porque mi niño siempre odió el babero y nunca se lo dejó poner :)
    También me sorprendió que haya sido el papá y no la mamá el que se preocupaba tanto por la pulcritud de su hija... Eso nos lleva a pensar sobre los estereotipos, ideas preconcebidas que manejamos en torno a la crianza.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, imagino que lo de la alimentación complementaria lo llevaría regular...
      Y es cierto, sorprende que sea el papá y no la mamá la que hiciera la apreciación...
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Buff, llevo dos dias seguidos llendo al parque, y las cosas que veo y escucho, me ponen los pelos de punta, me da miedo quedarme demasiado no vaya a ser que acabe igual!.
    La mas pequeña de mis hijas tiene 18 meses, y como tiene 3 hermanas mas mayores, esta muy espabilada porque tiene de donde aprender y se sube y escala como una campeona, en el parque sube a todos lados, y deja a todos boquiabiertos, pero es que lo me llama la atencion de los otros padres, o abuelos, es que no les dejan hacer nada a sus niños, los tienen en "palmitas":
    -no te subas ahi, que te caes...
    -cuidado, no, deja, yo te subo al caballito (el de muelle),(niño de casi 3 años)
    y asi, con todo,
    ¿como van a aprender? si se lo hacemos todo los mayores?
    Estamos criando vagos que se acostumbran a que se lo hagamos todo.
    Todo blandito, papillita, que no se caiga, que se hace daño, ...
    pero a ver, y si se cae, se levantan solos, y no pasa nada, si se hacen daño, tenemos que ser los primeros en mantener la calma, y no ponernos dramaticos que luego eso es lo que copian y repiten y luego se quejan por cualquier chorrada y lloran a la minima.
    Mi niña,no llora cuando se cae, porque se levanta solita, se frota las manos y sigue palante, (claro si no se ha hecho nada,quiero decir, tampoco nunca se ha dado un gran golpe en la calle) y bien orgullosa que estoy de no "tenerla en almibar" como dice mi marido cuando ve a bebes y niños que porque van vestidos de cierta manera no pueden jugar y moverse como lo deberia hacer un niño de su edad. SI es que el arte de no amargarse la vida se tiene que vivir desde pequeño, pobrecitos estos niños que no pueden jugar.

    ResponderEliminar
  6. Tambien me rechina cuando veo a las madres/abuelas perseguir en el parque a los peques con la merienda en la mano para meterles una cucharada en la boca de la "papilla de frutas" o del "sandwich" o del "jamon york", ahhh!!
    al menos la fruta es lo mas natural, pero lo otro, es una bomba de colorantes,conservantes, antioxidantes, emulgentes, estabilizantes.... evueltos en papel albal (podian al menos meterlo en un tupper y ahorrar algo en papel de aluminio y de paso contaminar menos!
    solo hay que leer los ingredientes!, no se a quien se le ocurrio meter en los ordenadnores de las enfermeras de pediatria que el jamon york habia que introdducirlo en la alimentacion a los bebes, tantos gramos al dia, en dias alternos, desde el mes noseque,....y asi con todo, como si nuestros hijos fuesen todos productos de una fabrica de produccion masiva, y las mamas marionetas que se fian de cosas que son tan "peculiares",...porque me pregunto yo, desde cuando todas las familias comen lo mismo? yo nunca fui de comer jamon york por ejemplo,y menos de darselo a mis hijas...porque se repite la escena del jamoncito en el papel albal por toda la geografia de españa?? Y pobrecitos los niños japoneses que no comen jamon york,seguro que estan malnutridos, ademas de que no comeran tampoco la papilla de frutas con media naranja , jajaja, yo ya a la enfermera no le digo nada o le digo que si, si.porque si no se escandalizaria de como he criado a mis hijas y como lo sigo haciendo. Y siempre llaman la atencion por lo bien que comen, desde la que tiene 18 meses hasta la que tiene 8 años, comen de todo y se lo comen todo: champiñones, espinacas con zanahoria y cebolla, salmon al vapor, les encantan los fideos thai con verduritas hechas al estilo wok con salsa de soja(esto las mayores), la avena cocida para desayunar con canela y sin un gramo de azucar, la fruta a mordiscos,etc. Tengo varias teorias de los motivos por los que los niños comen mal, y la culpa de es de los mayores, no de ellos, que no les enseñamos a comer.
    Vaya me desvie del tema, esto deberia haberlo escrito en uno de lso post sobre la alimentacion,...sorry.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes Katty, tenías necesidad de expresarlo y los has hecho. Te agradezco tu visión sobre el tema y comparto contigo que en los parques se ve de todo, incluso la alimentación que se le da a los pequeños que nos siempre es la más saludable. Quizás habría que concienciar más a los padres y los centros educativos con unas nociones básicas de nutrición. No sabemos comer y nuestros hijos tampoco. Te felicito por la buena alimentación que les das a tus hijos y por estar tan pendiente de ellos.
      Un saludo,

      Eliminar
  7. Que alegría me dais, espero que todo siga una evolución positiva, yo también tengo Fe en los milagros, y por eso estas cosas me alegran pero no me sorprenden que puedan pasar, seguiréis en mis oraciones para que el milagro acabe por culminarse, aunque más milagro que el de la propia vida no hay. espero más noticias vuestras. Un abrazo a los dos y especialmente a la madre (papá no te enfades, pero es lo que hay)

    ResponderEliminar

Escribe eso que estás pensando ¡déjame tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...