lunes, 2 de diciembre de 2013

Apreder inglés cantando y bailando a ritmo de guitarra

Todos sabemos que los niños aprenden jugando y, mucho más, si se lo pasan bien.

El aprendizaje de los idiomas no es una excepción y, por eso, si lo ven como algo divertido, les atraerá y les resultará más fácil.

Para mi marido y para mí es importante que nuestras hijas aprendan otros idiomas, además del nuestro.

En casa procuramos decirles cosas, sobre todo en inglés, ponerles videos y música en ese idioma y también leerles libros. Sin embargo, eso no es suficiente porque nosotros no somos bilingües y creemos que es importante que aprendan el idioma directamente de una persona nativa.

Desde hace casi dos meses, nuestra hija mayor está aprendiendo inglés mientras canta y baila a ritmo de guitarra. 

¿Cómo surgió la idea?

Un día, hablando con otros papás en el parque, surgió la idea de organizar en su casa clases de inglés para niños.

Gracias a ellos, conocíamos el interesante proyecto de Grey Elephant e iniciativas similares que ofrecen actividades en inglés para niños en las que, también, pueden participar los padres.

Nos gustaba mucho la idea, pero no teníamos algo así en el barrio. Y por eso, pensamos que podría estar bien organizarlo en casa.

Para que saliera más económico y fuera más divertido, se lo propusimos a otras familias de la zona por si querían unirse (ajustándonos al espacio disponible, claro) y fue dicho y hecho. En unas semanas teníamos profe y grupo de niños.

¿Quienes participan?

Niños de entre 1 y 2 años y uno de sus papás, es decir, el papá o la mamá (por cuestiones de espacio, pero lo ideal sería que participaran ambos).

¿Dónde?

En casa de una amiguita de nuestra hija que está muy cerca de casa y si algún día se pone malita o no puede asistir, lo hacemos en otra casa. La última vez fue en la nuestra.

¿Cuándo?

Un día a la semana y cada clase tiene una duración de 45 minutos. Al final de la clase, se suelen quedar jugando un ratito con los demás niños antes de volver a casa y se lo pasan fenomenal. 

¿Cómo son las clases?

El profesor da las clases con una guitarra y sólo habla en inglés. No es una clase formal, es una forma de aprender jugando mientras cantamos y bailamos.

Tiene experiencia en actividades con niños pequeños y, también, en interpretación y música. De esta forma, es mucho más enriquecedor y más divertido para todos.
  • Cada mes se trabaja un tema (este mes toca "los números") y todas las canciones y juegos van enfocados a él.
  • Los niños bailan (si les apetece) y, poco a poco, van cantando porque se van aprendiendo las canciones.
  • Hacia la mitad de la clase se hace una manualidad adaptada a sus edades y los papás les ayudamos.
  • Y para terminar, el profe hace pompas de jabón (que les encanta) y ellos tienen que intentar cogerlas ¡Es divertidísimo!
Cada día trae ideas nuevas, pero el formato suele ser el mismo para no despistar a los niños.

Los padres también procuramos hablarles en inglés, pero si un papá lo habla peor, no pasa nada porque quien lleva la clase es el profe. Nosotros sólo acompañamos a nuestros hijos en ese momento.

Sin embargo, es buena idea que durante la semana, los padres volvamos a cantar las canciones con ellos. Las letras y la música se pueden encontrar fácilmente en internet porque son canciones infantiles típicamente inglesas.

Resumiendo

Nuestra hija viene encantada, empieza a decir cosas en inglés y se lo pasa fenomenal. Es una forma de aprender jugando y de que lo pasemos bien en familia.

¿Qué os ha parecido la idea? ¿Hacéis algo parecido vosotros? 


Si te ha gustado esta información, puedes compartirla pinchando en los botones que tienes más abajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe eso que estás pensando ¡déjame tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...