lunes, 18 de noviembre de 2013

Donde dije digo, digo Diego

Una de las frases que mejor definen la crianza, desde mi punto de vista, es donde dije digo, digo diego.

Cuántas veces habré dicho antes de ser madre (y cuántas después de serlo) que haría una cosa de una forma y, con el tiempo, terminé haciéndola de otra totalmente distinta...


Se me ocurren muchos ejemplos, pero os pongo algunos para que os hagáis una idea:

Cosas que dije algún día...
  • Los niños tienen que ir a la guardería porque es lo mejor para ellos...
  • Es bueno que los niños vayan a natación desde bebés... 
  • Las rutinas son buenas, los niños las necesitan...
  • Los niños comen potitos, papillas y biberones...
  • A los niños hay que ponerles límites porque si no hacen lo que quieren...
  • Los castigos forman parte de la educación...
  • Los niños a partir de los seis meses tienen que dormir en su cuna y en su habitación...
  • La lactancia materna sólo es para los primeros meses de vida...

Cosas que hice tiempo después...
  • Ninguna de mis dos hijas ha ido a la guardería porque creo que lo mejor para ellas es estar en su casa, con su madre, todo el tiempo que les sea posible.
  • Ahora creo que no hay prisa por meterlos en una piscina. Son más los inconvenientes que las ventajas y ni ellas ni yo tenemos prisa. Todavía no les atraen las piscinas...
  • No creo en las rutinas, a nadie le gustan y no se las he puesto a mis hijas ¡Que disfruten de la vida sin ellas mientras puedan!
  • Mis hijas no han probado potitos, papillas, ni biberones. Y se alimentan de forma sana y equilibrada.
  • No me gustan los límites y no creo que a nadie le guste que le limiten. Creo que los niños necesitan referentes positivos, no límites. Los limites crean personas limitadas.
  • Los castigos no son educativos, son el fracaso del educador ante una situación que le supera.
  • La habitación "de las niñas" ha quedado para jugar y cambiarles el pañal, pero nunca ha habido una cuna ni una cama en ella... .
  • Mis hijas siguen mamando (con dos años la mayor y casi siete meses la pequeña) y no me planteo destetarlas porque creo en el destete natural y me gustaría que fueran ellas las que algún día se desteten...

Como veis, hay muuchas cosas que, con el tiempo, hice de manera totalmente diferente a lo que dije que haría. 

Desde que soy madre he aprendido a rectificar y a escuchar a mis hijas para identificar sus necesidades en cada momento. Son ellas y sólo ellas las que me guían en esta difícil tarea de la maternidad, aunque eso suponga muchas veces hacer cosas que nunca hubiera imaginado que haría. 

¿Qué cosas has hecho de manera distinta a la que imaginabas en tu maternidad/paternidad?


Si te ha gustado esta información puedes compartirla pinchando en los botones que tienes más abajo.

Déjame tu comentario ¡Me encantará leerlo!

6 comentarios:

  1. ¡No puedo estar más de acuerdo! Tenía pensada una entrada de este estilo, ¡jajajajaja! "Frases que me he tenido que tragar", :) ¡Cómo cambia todo una vez que ser madre es una realidad! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por seguirnos Vir! La verdad es que son tantas las frases y las cosas que cambian cuando eres madre...
      Un saludo

      Eliminar
  2. Tengo algo que platearte.
    Primero hola. Me encanta volver a leerte, pero tras 4 años , he dejado de ser la niña que se presentaba a selectividad y dentro de pocos meses sere una docente mas parada en españa.
    Pero una cosa ni quita la otra y me ha llamado la atención lo qur has dicho referente a los castigos.
    Existen dos tipos de castigo. Los positicos, que son los que conocemos todos (dar golpes. Dar castigos) y los negativos (quitar un estimulo positivo, sin ncesidad de golpes)
    Aun assi. Los castigos sob necesarios para la educacion y les hace valorar los privilegios que tienen. Al igual que los limites, qur ayudan a adaptarse a la sociedad.
    Este no es mas que mi punto de vista.
    Un saludo y me alegra leerte.

    ResponderEliminar
  3. La maternidad es una escuela más de la vida, nada sabemos de ella antes de ser madres, aunque nos hayamos forjado opiniones y creencias al respecto y todo lo aprendemos después, sobre nuestros hijos y sobre nosotros mismos también. Mi experiencia se parece bastante a la vuestra, así que no pondré ejemplos.
    Qué bueno haber sacado algo de tiempo hoy para "pasearme" por este blog que tanto me gusta!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Muy muy de acuerdo en lo que te cambia la maternidad y casi de acuerdo en la direccion en la que a ti te ha pasado... pero te aseguro que lo seguira haciendo.... a lis 2 anos y medio no hay mucho limite que poner pero mas adelante... vienen!! Son necesarios!! Lo que yo creo es que no deben ser limites inventados, creados con una supuesta intencion educativa, sino limites naturales los de la vida... los que la vida nos pone tambien a ti y a mi y los que nos ponen los demás. .. para no hacer daño. , para no dañarnos a nosotros mismos. Una amiga que tenia gemelos decia... mis amigas dejan a sus hijos llorar para que aprendan a esperar, yo en ocasiones no tengo mas remedio porque no llego a los 2 al mismo tiempo. ..lo primero me parecw cruel, lo segundo... es la vida!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar María y por seguirme. Estoy segura, como bien dices que la maternidad me seguirá cambiando. Cada día es un cambio y ahora, cuando miro hacia atrás hay muchas cosas en las que veo el paso del tiempo y de la experiencia.

      Un abrazo

      Eliminar

Escribe eso que estás pensando ¡déjame tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...