lunes, 23 de septiembre de 2013

¡De cómo ser mamá bloguera me ayuda y me libera!

Sin haberlo planeado, me ha salido un pareado.

Para relajarse o desconectar de nuestro día a día, cada uno tenemos nuestras preferencias. Unos  necesitan hacer deporte o ir al gimnasio, otros prefieren un baño relajante o un balneario, ir al cine o de cañas con los amigos, tumbarse en el sofá a ver una peli, salir de compras, dar un paseo, leer un libro, bailar, cocinar o cantar, qué sé yo...


Cuando menos tiempo tengo, más necesito escribir

En cambio, otros como yo (y cada vez más mamás) necesitamos escribir para relajarnos, para desconectar, para evadirnos de nuestra realidad y, a la vez, compartirla con otras madres/padres o con nosotras mismas...

Dicen los psicólogos que escribir es una buena terapia. De hecho, muchos de ellos hacen que sus pacientes escriban lo que les pasa para que les ayude a superar sus dificultades.

Siempre me gustó escribir, pero nunca tenía tiempo para ello y, curiosamente, en la época de mi vida en la que más ocupada estoy (desde que soy madre) me da por abrir un blog (mejor dicho, dos) y ponerme a escribir. ¡Qué cosas tiene la vida!

Encantada de haber descubierto la vida 2.0

Yo que siempre había tenido un poco de alergia a los ordenadores y que prefería el papel y boli al ratón de mi portatil, aquí estoy "enganchada" a esto de bloguear y encantada de haberlo descubierto.

He llegado, incluso, a colaborar recientemente en el libro Qué esperar del día a día cuando eres mamá junto a siete mujeres estupendas de la comunidad de mamás emprendedoras a la que pertenezco desde hace unos meses.

Desde que nació mi segunda hija hace ya casi cinco meses, apenas he podido escribir todo lo que me gustaría y no es por falta de ideas, sino te tiempo (siempre tengo a una de las dos llorando o queriendo mamar) y me he dado cuenta de lo mucho que me ayuda escribir en los blogs y compartir información y experiencias con otros papás.

Escribir me ayuda y me libera

Aprendo cada día cosas nuevas, conozco gente interesante, crezco como mamá, como persona y como profesional y me hace sentir muy bien.

En definitiva, ser mamá bloguera me ayuda, me libera y me hace feliz. Y sabiendo que cada día lo que escribo llega a más gente y les ayuda, hace que esto merezca la pena.

¡Gracias a todos!


Yo ya te he contado cómo me libero y tú ¿Como lo haces?

Si te ha gustado esta información, puedes compartirla pinchando en los botones que tienes más abajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe eso que estás pensando ¡déjame tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...