lunes, 8 de octubre de 2012

La habitación del bebé: ¿Es realmente necesaria?

Preparar la habitación del bebé es una de las cosas que con más cuidado y detalle hacemos cuando vamos a ser padres, sobre todo, por primera vez. Es una forma de ir haciendo nido y de tenerlo todo bonito y acogedor para la llegada de nuestro hijo.

Sin embargo, cada vez son más los padres que duermen con sus hijos, por diferentes motivos, en la misma habitación o en la misma cama desde que nacen, y que se plantean...
¿para qué compraríamos la habitación del niño?

Y por eso, hoy nos preguntamos ¿Es realmente necesaria la habitación del bebé? Si lo pensamos bien, una vez que el bebé ha nacido no puede apreciar si la habitación es más o menos bonita o si está conjuntada o no. Al contrario, esto no parece preocuparle mucho, más bien es a los padres (y en muchos casos a las madres, hay que reconocerlo) a los que nos importa que la habitación esté perfecta.

Nuestra experiencia

Nosotros somos de esos padres (y yo de esas madres) que querían que la habitación de su bebé estuviera perfecta, cálida, acogedora, bonita, dulce, tierna y a la vez práctica y útil...

Pero en esto último, en lo de útil, nos equivocamos. Pusimos la habitación con su cuna, su cómoda y su armario, sus cuadritos, su cenefa, su lámpara y todo pintadito y decorado a juego... Hasta que nació nuestra hija y nos dimos cuenta de que quizá no habría sido necesaria una habitación tan estupenda.

Nada más nacer, Paula empezó a dormir con nosotros en nuestra habitación, en su cuna (como la mayoría de los bebés recién nacidos). El tiempo fue pasando y no veíamos el momento de sacarla y llevarla a su habitación.

Como la niña siempre ha dormido mal, muy mal, un día decidimos pasarla a nuestra cama porque ya no podíamos más y aunque seguía despertándose muchas veces por la noche, al menos de esta forma, nosotros podíamos descansar y ella tardaba menos en volver a dormirse.

Después de casi catorce meses desde que nació, podemos decir que su preciosa habitación sólo sirve para cambiarla y para guardar su ropa porque ni siquiera la cuna está en ella (sigue en la nuestra porque allí duerme las siestas y la primera parte de la noche hasta que nosotros nos acostamos).


Conclusión


Ahora que vamos a tener un segundo hijo, vemos las cosas de manera distinta (dicen que es normal) y pensamos que si éste fuera el primero, con nuestra experiencia, no compraríamos una habitación tan completa. Esperaríamos a ver cómo se desarrollan los acontecimientos y cómo es nuestro bebé para poder decidir.


Cualquier armario y cualquier cómoda son suficientes para cambiar a un bebé y guardar su ropa y lo mismo con la cuna. Él no se va a fijar en ello y si la lámpara hace juego o no con la cenefa no es lo más importante, lo que va a necesitar el recién nacido es a sus padres, su amor, sus brazos, sus besos y su contacto y no una habitación perfecta porque él como nosotros, no será perfecto.


Claro que a esta conclusión, sólo se puede llegar con una experiencia previa o bien, porque alguien te cuente la suya y tomes nota. Esperamos que esto pueda ayudar a algún papá antes de que cometa el mismo error que nosotros y más en tiempos de crisis, en los que hay que gestionar muy bien los gastos e invertir sólo en aquello que es realmente necesario.

Y tú, ¿pusiste una habitación conjuntada y sin que le faltara detalle o fuiste más precavido y esperaste a que tu hijo naciera para saber cuáles iban a ser vuestras necesidades? Animáte y cuéntanos tu experiencia.


Quizá también te interese leer:

Entrevista al pediatra Diego Hernandez (parte 3): sueño, estreñimiento y llanto infantil
Sueño sin lagrimas, sueño feliz
Aviso para padres novatos: hay que echarle paciencia




12 comentarios:

  1. Nosotros preparamos la habitación pero en plan pelada, la cuna, un armario, estanterias y punto. Los primeros meses durmió con nosotros, pero la mayor siempre fué muy dormilona, asique cuando la pasamos a su habitación, no tuvimos ningún problema. Con el segundo empezamos igual y lo pasamos a dormir con la niña. Ahora comparten habitación y están superunidos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os felicito doblemente, por vuestra buena elección al poner la habitación sin mucha historia y por tener unos hijos que duermen bien. No todos lo hacen y es una suerte!!!
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Para nosotros fue la peor inversión de todas las que hicimos... y gracias que excepto la cuna todo era de ikea y no gastamos mucho pero ha estado la habitación sin usar casi 4 años... unicamente para guardar ropa y listo... la cuna en nuestra habitación también casi casi sin usar....la habitación toda monísima y super dulce pero mi hijo ahora lo que quiere es sus super heroes... sus cars... y una habitación de niño...asi que definitivamente bien podríamos haber puesto una habitación directamente de niño grande xq nuestro hijo hasta hace dos meses dormía en nuestra cama y todavía hay días q se nos acopla a media noche!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices, las habitaciones de bebés en muchos casos no sirven para niños o niñas que cuando crecen demandan otras cosas en lugar de ositos o lunitas...
      A nosotros nos pasó lo mismo. Salvo la cuna todo era de Ikea y además, pensamos reutilizar los muebles para otra habitación en un futuro, pero aun así, la habitación quedó montadita para guardar ropa y cambiar a la niña porque no ha pasado en ella ni una noche.
      Gracias por comentar y por visitarnos.


      Eliminar
  3. Nosotros nunca pusimos habitación de bebé porque pensábamos que no era necesaria tan pronto y que ya habría tiempo de ponerla más adelante. En ese momento todavía no habíamos optado por el colecho, pero sí por compartir nuestra habitación con nuestro hijo, al que pusimos durante los primeros meses en su propia cuna.
    Así es que luego le pusimos directamente una habitación ya de niño y no de bebé, que al principio sólo servía para guardar ropa y juguetes. Eso sí, hemos intentado que sea muy práctica porque un dormitorio de "mírame y no me toques" no tiene mucho sentido para un niño.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hicísteis bien, lo mejor es poner una habitación práctica porque las de los catálogos nos tienen mucho sentido en la vida real de un niño. Os felicito por vuestro acierto y por vuestra sensatez.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  5. Decididamente, no. El recién nacido no necesita esa habitación tan estupenda aunque a nosotros nos parezca lo mejor. La habitación puede espera un par de años... en mi caso no la preparé, compré solo la cuna, que hasta de esa compra me he arrepentido, y una cómoda. La niña durmió en nuestra habitación hasta los 26 meses que ya pasó a la suya, aunque yo con ella... una parte de la noche.
    Sabias reflexiones las del post, a ver si sirven de ayuda a futuros padres primerizos!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir tu experiencia María. Nos alegramos de que disfrutáseis hasta los 26 meses de junto a vuestra hija en la habitación. Esto demuestra, a pesar de lo que algunos piensan, que los niños tarde o temprano salen de las habitaciones de los padres y no se quedan para siempre o hasta que van a la universidad...

      Un beso grande,

      Eliminar
  6. con mi primer hijo prepare la habitacion y quedo muy bonita y acogedora. la cuna la pusimos en nuestra habitacion(primero un seron), y a los 2 años probamos a pasarlo a su cama, porque la cuna se le quedo pequeña(es un niño muy grande), y en la cama nosotros daba muchas patadas y apenas podiamos dormir. no notó el cambio y lo llevo genial. nos quedabamos con el hasta q se dormia. ahora con 5 años, vamos a cambiarle los muebles y poner habitacion de mas "mayor", hemos cambiado la pintura y la lampara. esta muy emocionado con el cambio!! con mi bebe de 21 meses, prepare la otra habitacion muy linda tambien, pero el duerme en nuestra habtacion en su cunita y cuando despierta por la noche lo pasamos a nuestra cama. probaremos a los 2 años a pasarlo a su cama, pero dormira en la habitacion del hermano, la otra quedara para juegos, si no se adaptara a la cama volvera con nosotros a la nuestra. y todos tan felices!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir tu experiencia Diana. Nos alegramos de que el cambio de habitación fuera bien y os deseamos lo mismo con el pequeño. Y si no es así, como dices, volvería a vuestra habitación y así podríais seguir disfrutando de él. Mucha suerte y felices sueños!!

      Eliminar
  7. Hola! Jeje, efectivamente creo que preparas la habitación con toda la ilusión y luego, en la mayoría de los casos, se convierte en una especie de museo-trastero durante meses, o incluso años, según el caso. Mi consejo es prepararla con todo el cariño ( porque creo que no prepararía es casi imposible, te lo pide el cuerpo), pero gastando poco como decís el resto. Mejor poner pocas cosas y ver luego lo que vas necesitando. Y con un poco de imaginación y aprovechando cosas heredadas, reutilizadas te puede quedar muy bien. Las tiendas de segunda mano y los foros de intercambio de cosas son muy buena opción también. Lo de comprar un cuarto todo nuevo y completísimo puede ser un gran chasco si finalmente no lo usas!

    ResponderEliminar
  8. Hola, aunque es un post algo antiguo, queria compartir con vosotros uno que habla sobre el tema y algo mas, de un blog divertidisimo de una mama norteamericana,claro que esta en ingles, asi practicais un poco, no se como estais de ingles....
    http://www.houseunseen.com/2012/04/top-10-things-not-to-buy-if-youre.html

    creo que os va a gustar un monton! ya me direis si lo habeis podido leer.
    besos.

    ResponderEliminar

Escribe eso que estás pensando ¡déjame tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...