lunes, 13 de agosto de 2012

Entrevista el pediatra Diego Hernández (Parte 3): sueño, estreñimiento y llanto infantil

Hoy llegamos a la última parte de la entrevista con el pediatra Diego Hernández, especializado en neonatología, presidente de la Comisión de Lactancia del Hospital General Universitario de Ciudad Real y padre de dos hijos. 


En este caso, Diego nos habla de sueño infantil, estreñimiento y llanto del bebé.

Si quieres saber todo lo que nos ha contado, te invitamos a que sigas leyendo...



Sueño infantil


¿Es normal que un bebé se despierte muchas veces por la noche y duerma siestas muy cortas por el día?

Los niños durante los primeros meses duermen así, a intervalos. Su sueño tiene menos fases que el nuestro y requieren menos tiempo para que sea reparados, por eso duermen siestas cortas. Esto es así porque necesitan estar alerta cada poquito rato para asegurarse que los padres no se alejan y para poder alimentarse con frecuencia.

¿Es normal que no quiera dormir en la cuna o en la silla o sólo lo haga en brazos?¿Qué hacemos en ese caso?

Lo raro sería que un niño se quiera dormir en la cuna. Otra cosa es que no todos protestan de forma audible, pero si les preguntásemos donde prefieren dormir, ¿qué creéis que elegirían? El sitio más seguro para un bebé son los brazos y ellos lo sienten así. En los brazos se sienten a salvo y cuidados y se pueden quedar dormidos más tranquilos porque saben que vamos a estar pendientes de ellos. Esto no lo puede garantizar una cuna o sillita por muy moderna que sea. Por tanto, si entendemos esto y tenemos la posibilidad y sobre todo las ganas, no deberíamos limitar los brazos a nuestros hijos. Serán ellos los que decidan cuando no los necesitan, y tranquilos, que ese momento llega.

¿Qué recomiendas para que el bebé duerma mejor?

Los bebés duermen a su manera, que es distinta que la del adulto. Generalmente no queremos que el bebé duerma mejor, sino que somos nosotros los que queremos dormir mejor y el bebé no nos deja. Queremos que el bebé duerma como nosotros, y esos es querer que el bebé madure antes de tiempo.

¿Y para que los padres puedan descansar y dormir algo?

Para que los padres duerman y descansen mejor es más fácil que nos adaptemos si podemos al horario del bebé. Si aprovechamos las siestas que se duerme el bebé por el día para dormir y descansar nosotros también, notareis que estais más descansados. Si aprovechamos para hacer un montón de cosas aprovechando que el bebé duerme, entonces llegará la noche y estaremos agotados y llevaremos fatal cada despertar de nuestros hijos. Cuando se empieza el trabajo fuera de casa eso es más difícil…


Estreñimiento


¿Qué se entiende por estreñimiento en un bebé? ¿Cuántos días puede estar sin hacer caca? ¿Qué se puede hacer en ese caso?

El estreñimiento en el lactante es cuando hace las cacas duras o con dolor al defecar. Es distinto a cuando no hacen caca todos los días, que no siempre es estreñimiento. Un bebé puede estar varios días sin hacer, pero si luego cuando hace caca por fin ésta es normal, blandita o semilíquida y en cantidad proporcional a los días que lleve sin hacer, entonces no se considera estreñido. En cualquier caso si existen dudas, lo mejor es consultar al pediatra y que valore cada caso. En cualquier caso el estreñimiento es poco habitual en niños de pecho.

¿Cuántas cacas al día son normales en un bebé recién nacido?¿Y hasta los tres meses?

Aunque hay variaciones en cualquier edad, la mayoría de los recién nacidos expulsan el meconio en las primeras 48 horas, luego hacen cacas de transición 1-2 días más y a partir del cuarto o quinto día comienzan las deposiciones normales. Tras la primera semana suelen hacer de 3-4 cacas al día hasta una deposición por cada toma. Así durante las primeras seis u ocho semanas, luego muchos niños bajan a un ritmo menor de 2-3 deposiciones diarias de media, aunque varios pueden hacer una deposición cada 2-3 días y es igualmente normal.


¿Cómo tienen que ser las cacas de un bebé de menos de 3 meses alimentado sólo a pecho?¿Y con biberón?

Las deposiciones de un bebé alimentado al pecho suelen ser casi líquidas y con grumos. No suelen oler mal, sino como a leche cortada. De color suelen ser marrones, amarillentas o verdosas. Con fórmulas artificiales son más frecuentes las heces más consistentes, aunque no siempre y en menor número.

Llanto del bebé


¿Es normal que mi bebé sólo deje de llorar cuando lo cojo?¿Y si se acostumbra?¿Lo estaré malcriando?


Lo de coger al bebé más o menos ya os estaréis haciendo a una idea de la respuesta. Coger a un bebé en edades tempranas de la vida es prácticamente una necesidad para ellos (y también para muchos de nosotros como padres). No sólo no les estamos malcriando, como nos han repetido tantas veces, sino que todo lo contrario, les estamos criando.


Criar implica, entre otras cosas, satisfacer las necesidades de tu bebé que el no tiene la capacidad de satisfacer por sí solo. Y cuando uno es recién nacido, tiene muchas necesidades, pero muy pocas capacidades para satisfacerlas de forma independiente. Los humanos nacemos muy inmaduros, por cuestiones evolutivas. Tenemos el cerebro muy desarrollado (por tanto la cabeza grande) y las caderas estrechas desde que adoptamos la actitud erguida. Por eso para que quepa nuestra cabeza grande por la cadera estrecha de nuestras madres el embarazo se interrumpe a los 9 meses aproximadamente, pero a esa edad somos todavía totalmente dependientes de nuestra madre, al contrario que otros mamíferos, que a las pocas horas de nacimiento ya se saben mantener sobre sus patas y andar. 


Por esta razón debemos entender, que el bebé cuanto más pequeño es, más tiempo necesita estar en brazos, que es donde se encuentra a salvo, y donde sabe que se van a satisfacer todas sus necesidades que ellos solos no pueden: alimento, protección, compañía, amor, diversión, higiene…En cuanto nota que la madre o el padre se alejan, se pone a llorar porque teme quedarse sólo y sin posibilidades de valerse por sí mismo, por esos se calma cuando nuevamente sienta la seguridad de los brazos de sus padres. 


Entonces si les cogemos tanto tiempo ¿se acostumbran los niños estar todo el tiempo en brazos?. Yo siempre respondo a esta pregunta con otra pregunta: ¿se acostumbra un niño a no andar por el hecho de que al nacer y durante los primeros meses de su vida no ande? Los niños no se acostumbran a esas cosas. Los niños tienen edades en las que necesitan esas cosas, porque sus capacidades para ser autosuficientes son escasas al principio, pero si algo es común en nuestra especie es que (salvo raros casos de enfermedades degenerativas) los niños van madurando con la edad y desarrollando una serie de capacidades y competencias, de tal manera que el niño que nace sin la capacidad de andar, cuando vaya madurando aprenderá a caminar llegado el momento. 


De la misma forma el niño que precisa brazos prácticamente en todo momento al nacer, pasados unos meses, según vaya madurando, irá requiriendo progresivamente menos brazos, ya que tendrá más capacidad para hacer distintas cosas, como sentarse, voltearse, entretenerse solo, ponerse de pié para ver más lejos, saltar obstáculos…Y además a los niños les encanta saber que pueden hacer algo nuevo y van a querer practicarlo, por tanto serán ellos los que quieran escaparse de nuestros brazos cuando estén preparados. 


¿Cómo sé lo que le pasa si siempre llora igual?¿Hay alguna diferencia en los tipos de llanto?


El llanto del bebé es una forma de comunicar alguna necesidad o malestar por alguna circunstancia. Es muy difícil, por no decir prácticamente imposible, saber realmente porque está llorando un bebé en función de la calidad de su llanto. 


Por tanto si un bebé llora, haremos lo posible porque esa situación sea lo más corta posible, intentando satisfacer sus necesidades, y dándole la confianza que otorgan unos padres amorosos, que entienden que el bebé no lo está pasando bien por el motivo que sea y están a su lado. 


Muchas veces puede llegar a ser una situación muy exasperante, pero hay que intentar ser paciente, ya que el que peor lo estará pasando probablemente sea el niño. Y no, no está intentando tomarnos el pelo, ni lo hacen para fastidiarnos a nosotros, los bebés no tiene esos pensamientos tan retorcidos, que sin embargo si son atribuibles a algunos adultos…


Para terminar esta entrevista sólo nos queda agradecer a Diego que nos haya dedicado parte de su precioso tiempo y haya compartido con nosotros su conocimiento y su experiencia de una manera tan clara y sencilla que con toda seguridad habrá ayudado a muchos padres.

Siempre serás bien recibido en Nuestro Mundo de Padres.


Quizás también te interese leer:
Entrevista al pediatra Diego Hernández (Parte 1): Lactancia materna



2 comentarios:

  1. Me han encantado las 3 entregas de esta entrevista, de forma clara y concisa despeja muchas dudas de los padres primerizos, lo comparto pues me parece de lectura imprescindible.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María,
      Nos alegramos de que te haya gustado la entrevista y gracias por tus palabras y por compartirla. Estamos seguros de que está ayudando a muchos padres.
      Un abrazo.

      Eliminar

Escribe eso que estás pensando ¡déjame tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...