martes, 10 de julio de 2012

Carnaval de blogs: "Es un niño, es una niña"



Es un Niño, Es una Niña! es un carnaval de Blogs organizado por Guia de Mamá que pretende revivir aquel día en que nos enteramos del sexo de nuestro bebé y que hoy nos hace recordarlo con nostalgia y amor.

El carnaval tendrá lugar durante las 2 primeras semanas del mes de julio y el lunes 16  se sorteará entre todas las participantes un ejemplar del Ebook de mi amiga Pilar Martínez del blog Maternidad Continuum Los 5 pasos para tener éxito en tu lactancia materna 
Cuando era pequeña y jugaba a las muñecas, estaba segura de que cuando fuera mayor tendría...
tres hijos (dos niñas y un niño). El niño sería el primero y se llamaría Javier (siempre me gustó tener las cosas claras...je, je...) 


Poco a poco me hice mayor, me casé y el tiempo fue pasando, pero la noticia del tan esperado embarazo no llegaba...Tardó más de dos años en llegar y cuando por fin nos dijeron que estábamos esperando un bebé, no nos lo podíamos creer. Estábamos emocionados. 


Siempre supimos que si algún día éramos padres, sería gracias a Dios. Los hijos son una bendición que viene del cielo. Al menos, eso es lo que nosotros pensamos.


A medida que el bebé crecía y mi tripita con él, nos daba igual el sexo. No teníamos preferencias, había tardado en venir y lo que fuera sería bienvenido. Sería la voluntad de Dios.


Sin embargo, recordando mis tiempos de niña y mis juegos de muñecas, yo estaba convencida de que lo que esperábamos era un niño. Tenía que ser así, siempre lo había pensado.


Decidimos los nombres antes de saber el sexo ( si era niño Javier, por supuesto,  y si era niña Paula). 


Y por fin llegó la ecografía de las 20 semanas. El ginecólogo, muy profesional y seguro de sí mismo, nos dijo que era una Niña, nos enseñó los ovarios y todo, pero yo no me lo podía creer del todo. ¡Pero si mi instinto me decía que era un niño y que sería igual que mi marido!


Me encantó la idea de que fuera niña, me emocionó, pero como yo estaba convencida de lo contrario... Para despejar toda duda, busqué una segunda opinión porque no me quedaba muy tranquila no fuera a ser que se hubiera equivocado el médico porque mi instinto decía otra cosa... Ya me veía yo a las abuelas comprando vestiditos  y bordando juegos de sábanas en rosa para Javier... 


Fuimos al segundo ginecólogo y en efecto, nos dijo lo mismo que el primero, que era niña, así que desde ese día, Paula empezó a ser Paula, con toda su identidad y su personalidad para nosotros y para todos los que nos conocen. Y no podíamos ser más felices. 


Recuerdo cuando llegué a mi trabajo ese día, estaban todos deseando saber el sexo de mi bebé y cuando les dije que era niña nos pusimos a saltar como locos.


Una vez leí que una mujer siempre sabe lo que espera, es el instinto el que te lo dice...pues está claro que en mi caso esta vez falló por completo...


La vida nunca es como uno piensa, yo creía que sería madre de un niño y lo fui de una niña y no la cambio por nada del mundo. Ya no me imagino mi vida sin ella y no sé como hubo un tiempo en mi vida que pensé que mi primer hijo sería un niño. Me encanta que mi primera hija sea niña, sea Paula. Después de mi marido, es lo mejor que me ha pasado en la vida. 


Anímate y cuéntanos cómo lo viviste tú.

10 comentarios:

  1. Pues mira....a mi me pasó lo mismo que a tí! yo también pensaba que llevaba un niño y todo el mundo a mi alrededor pensaba lo mismo porque mi tripa era bastante picuda.
    Y no, no era un niño, ni mi primer bebé ni el segundo! jajaja
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  2. Qué casualidad Pilar...realmente nuestras historias muy parecidas en muchas cosas, je, je...Y también en esto.
    Gracias por pasarte y por comentar.
    A mí también me decían lo de la tripa picuda y que era niño. Y mira qué "guapa" nos salió el niño, ja, ja...

    Otro beso para tí!

    ResponderEliminar
  3. Hola mama de Paula,

    Antes que nada quiero agradecerte tu participación en el carnaval.

    Pues tenemos lo mismo en común, yo también de niña pensaba y deseaba que mi primogénito fuera un niño y como mi pancita era picuda también me decían que era un niño.
    Y estoy feliz de haberme equivocado pues mi hija es mi mayor felIcidad al igual que ustedes.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a tí por visitarnos y por comentar. Esperamos que tenga mucho éxito este carnaval.
    Disfruta de tu niña que es un regalo.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  5. Jejeje les presto al mio (solo por ratitos), como dije en mi blog cada sexo tiene sus encantos, yo estoy aqui disfrutando los encantos del varón y descubriendo los encantos de la hembra... nada fué planeado sin embargo todo es disfrutado jejeje. Besos a esas nenas hermosas, pronto estaré yo viviendo las experiencias de ver crecer a la mía.
    @mamiandbaby
    mamiandbaby2.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Ana Rosa, por visitarnos, por comentar y por prestarnos a tu nene.
    Muchas felicidades por la niña que entiendo llevas contigo.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  7. Me has hecho revivir esos momentos tan especiales del embarazo... a mí también me pasó parecido: estábamos convencidos, mi marido y yo, de que era un niño, así que cuando nos anunciaron que se trataba de una niña, me costó un poco asimilarlo, claro que enseguida estábamos encantados!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me alegro de haberte hecho revivir algo tan especial. El embarazo es algo mágico y en función de como lo vivas, así lo recuerdas. Qué curioso que nuestras niñas parecieran niños, je, je...Qué cosas tiene la vida. Felicidades por esa niña tan linda!
    Otro abrazo para tí.

    ResponderEliminar
  9. Qué bonita historia!!! a mí también me pasó con mi primer embarazo, estaba completamente convencida de que era un niño pero era una nena, así que entiendo la confusión que pudiste sentir en ese momento. La verdad es que en esos momentos te da igual de qué sexo sea, siempre es bienvenido.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  10. Gracias Zulema. Pues sí, el sexo es lo de menos y aunque yo no es que quisiera un niño, pensaba que iba a serlo...

    Qué casualidad que a todas las que habéis comentado os pasó lo mismo, niñas que parecían niños, je, je...

    Un beso y gracias por pasarte de nuevo por aquí.

    ResponderEliminar

Escribe eso que estás pensando ¡déjame tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...