domingo, 22 de julio de 2012

Alimentación infantil: charla con Carlos González (Parte II)



Hace unos días veíamos la primera parte de la charla-coloquio sobre Alimentación Infantil con el pediatra Carlos González,  que tuvo lugar el día 20 de junio en Madrid organizada por la web Papás e hijos 2.0. 


Al final de la misma, os decíamos que el doctor González basó gran parte de su exposición en un folleto sobre alimentación infantil del Ministerio de Salud de Irlanda. 


Si quieres leer este folleto, a continuación, te decimos dónde puedes hacerlo...
En él, podemos encontrar las pautas que se dan a los padres en Irlanda sobre alimentación infantil por la máxima autoridad sanitaria, que nada tiene que ver con las que se dan en otros países, como España. 


Lo podéis consultar en inglés o en español (traducido por la Asociación Sina).

De hecho, si lo leéis con atención, observaréis que en todo el documento NO aparecen calendarios con fechas, días de la semana, ni las cantidades que hay que dar a los niños según su edad. A diferencia de las instrucciones que se dan en nuestro país, donde se detalla hasta las horas del día y los gramos que hay que darles de cada alimento.




Como podéis comprobar, en la imagen que aparece arriba, nos presentan a un niño con una cuchara que sujeta el mismo, un plato con trozos de comida y un vaso. Y no os perdáis el detalle de la boca del niño: está cerrada, pero sonríe. 


En opinión de Carlos González, esta información nos revela que el hecho de que el niño coma o no es lo de menos. Lo importante es que se familiarice con la comida y con los hábitos alimenticios de su entorno y que disfrute haciéndolo. El fin es educacional, no nutricional. Para alimentarse, ya está la leche, preferiblemente materna.


De ahí, la importancia de esta imagen. Detrás de ella hay toda una cultura de alimentación infantil que respeta a los niños, sus ritmos y sus capacidades para decidir si comen o no y qué cantidad y variedad.


A propósito de esto, el doctor González habló de las ventanas de oportunidad que son aquellos momentos en el desarrollo de un niño, en los que éste es capaz de hacer ciertas cosas por las que más tarde pierde el interés. Deberíamos aprovechar esas ocasiones, en lugar de dejarlas pasar. 


Un ejemplo de ventana de oportunidad es que los bebés, alrededor de los 6 meses, empiezan a interesarse por lo que comen sus padres. Si no les dejamos que lo prueben, estaremos perdiendo esa oportunidad porque cuando pasen del año, ya no se sentirán atraídos por comer ellos solos y preferirán que se lo de un adulto.


Por otro lado, si un bebé de 7 meses se atraganta comiendo solo, lo resuelve él mismo, sin llorar y volviéndolo a intentar de inmediato. Mientras que un niño de 2 ó 3 años, si se atraganta con la comida, llorará y no querrá seguir comiendo. Ya se la ha pasado la edad para intentarlo otra  vez.


Fases en la alimentación infantil en Irlanda
  1. Fase 1: Aunque el folleto no la menciona de manera explícita, se entiende entre los 4 y los 6 meses edad. Lo único que dice de esta fase es que los alimentos se deben dar en puré (fruta, verdura, guisantes, carne...).
  2. Fase 2 (más de 6 meses): A partir de esta edad, se puede dar al niño los alimentos en trozos o machacado, pero no en puré. Si un niño toma triturados, tomará menos leche.
  3. Fase 3 (de 9 a 12 meses): introducir poco a poco más alimentos para que alrededor del año, sea capaz de comer lo mismo que el resto de la familia.


Recomendaciones a los padres 

1.- Ofrecer, que no dar, otros alimentos diferentes de la leche a partir de los 6 meses de edad.
2.- Estar siempre con el bebé cuando come para evitar que se atragante.
3.- Evitar añadir azúcar o sal a las comidas, aunque sólo dice "evitar" no dice "Nunca". Pero conviene no                abusar. Si te olvidas y lo echas un día, no pasa nada.
4.- No añadir cereales al biberón: NUNCA.
5.- No introducir los frutos secos enteros hasta los 3 años de edad.
6.- Empezar a dar la leche en vaso a partir de los 6 meses o cualquier otro líquido y quitar el biberón al año.
7.- La leche de vaca no es recomendable antes de un año (ni primer yogur, ni segundo, ni nada). 
8.- Antes de un año su hijo debería ser capaz de comer la mayoría de alimentos de la familia que es distinto de debería comer.



¿Cuánta leche necesita un niño?

Hasta el año, la leche es la base de su alimentación y debería ser a demanda, lo que el niño quiera. Tanto si toma pecho como si toma biberón. Y primero se le ha de ofrecer la leche y después el resto de alimentos. 


Por tanto, no es cierto que los niños entre seis meses y un año tengan que tomar ½ litro de leche al día cuando toman biberón. Los expertos recomienda que se les ofrezca esa cantidad, pero no es lo mismo que la necesiten  porque cada niño necesitará una cantidad diferente.

La mayoría de los expertos después del año no dicen nada y otros dicen que como máximo deberían tomar ½ litro si toman biberón. En cambio, los que toman leche materna pueden seguir tomando toda la que quieran.


No es recomendable que el niño siga bebiendo en biberón pasado el año porque luego es más difícil quitárselo y además, muchos tienden a llevárselo a la cama y les puede producir la llamada "caries del biberón".


A partir de esa edad, lo mejor sería que bebiera la leche en vaso.


Algunos beneficios de la Alimentación complementaria a demanda
  • El niño aprender a comer con la mano y desarrolla su psicomotricidad.  
  • Aprende a tomar decisiones, a elegir lo que comer en cada momento.
  • Aprenden a comer sano y a alimentarse de manera equilibrada siguiendo su instinto. Cada niño come lo que necesita (cantidad y variedad).
  • A partir del año y medio o dos años, muchos niños cambian sus gustos. Muchos comen de todo al principio para probar, pero a partir de esta edad deciden lo que les gusta y lo que no y es normal.
Si quieres ver videos de niños con 6 u 8 meses tomando alimentos sin triturar puedes hacerlo aquí o en la web Baby Led Weaning.


Conclusiones de la charla
  1. No son dos fases: primero pecho y luego biberón. Son dos métodos diferentes.
  2. La alimentación complementaria a demanda forma parte del desarrollo psicomotor de los niños como el hecho de aprender a andar, a tirar cosas, a ponerse de pie, entre otras capacidades.
  3. Dar triturados a un niño es decisión de los padres, pero por lo menos debería coger él solo la cuchara.
  4. Es responsabilidad de los padres que no haya comida insana en una casa para que el bebé no la pida.
  5. Aprovechar las ventanas de oportunidad.
  6. El objetivo de la Alimentación Complementaria a Demanda no es tanto lo que comen, sino lo que aprenden y lo que disfrutan con la comida.

¿Y tú? ¿Has practicado la alimentación complementaria a demanda? Cuéntanos tu experiencia, estaremos encantados de conocerla.




Quizá también le interese: 
Alimentación infantil: charla con Carlos González (Parte I)
El dulce negocio de las papillas
¿Es posible alimentar a un bebé sin biberones ni papillas?


10 comentarios:

  1. Mi hijo hará ahora el añito y siempre ha comido "lo que ha querido"
    Hasta los seis meses,casi, le di pecho exclusivamente. Poco antes de cumplir los seis empezó a pedirnos sin parar lo que estaba en nuestros platos y decidimos darle a probar. Por qué no?
    Desde entonces hemos ido introduciéndole alimentos poco a poco en su dieta, pero nunca le hemos dado purés. (Al no ser que ese día a nosotros nos tocase un purecito de primero). Hoy en día puedo decir que come de todo y ademas le encanta la hora de la comida.Nos sentamos todos juntos, charlamos y los macarrones cambian de plato. je,je!
    Estoy muy contenta de haberlo hecho asi, por que veo cosas en el que me encantan. Cuando vamos al super,reconoce perfectamente las zanahorias, que le encantan, el plátano... Cuando le sirvo su platito se toma dos segundos para mirar "qué hay hoy" y es increíble como va siempre primero a por ciertos alimentos. Elige cada bocado, y a veces se come todas las patatas y deja toda la carne... Es un pillo.
    Me da mucha rabia que este tipo de alimentación , que creía mas normal, sea casi desconocida entre las mamás y pediatras, por que es cierto que a veces me vienen dudas y no se a quién acudir, Al final termino guiandome por mi instinto, probando a ver qué pasa o buscando en internet...
    UN SALUDO A TODOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucía, gracias por visitarnos y por comentar. Felicidades por seguir tu instinto en la crianza y en la alimentación de tu hijo. Es cierto lo que dices, es una pena que este tipo de alimentación sea tan desconocida para la gente y para los pediatras cuando debería ser la forma tradicional de alimentar a los niños. ¿Qué hacían cuando no había batidoras? Pues imagino que algo similar.
      Mucho ánimo y felicidades por ese precioso niño y por alimentarlo de forma tan saludable.
      Un saludo,

      Eliminar
  2. A mí la v erdad es que ese tema de horas, gramos y alimentos nunca me ha convencido, y de hecho nunca lo llevé a cabo. Está claro que a ciertas edades a los niños no se les debe dar ciertos alimentos, pero tampoco creo que sea necesario el método estricto que nos dan en los pediatras. Como siempre digo los papás son los que mejor saben cómo llevar a su niño. un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo Zulema. Los padres son los que mejor saben cómo llevara su hijo. La pena es que, a veces, las opiniones de los demás, principalmente profesionales de la salud mal informados, les pueden confundir y llevar por caminos que a ellos no les gustaría.
      Un beso para tí también.

      Eliminar
  3. Nuestros hijos, el mayor de casi 3 años y la peque de 16 meses, han sido de la liga anti-pures y anti-biberones, eso si tambien de la liga DEJAME MANCHARME. Comen solos desde casi el año, pero no os podeis imaginar como acaban, no solo ellos , sino la trona, el suelo, el mantel y todo el que este cerca.... La verdad que no se como comeran otros niños, pero los mios acaban hechos unos marranillos. Pero a mi plin, como la del anuncio de detergente, creo que es una forma de experimentar, conocer, descubrir....y como estan en esa fase, ellos disfrutan y yo la verdad tambien.(Aunque luego limpiar la cocina sea otro tema...) Animo a todos y dejemos que los niños sean niños. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestra hija también es de la liga DÉJAME MANCHARME, me ha hecho mucha gracia. Paula también termina un poquito sucia, pero con una cara de felicidad que merece la pena verla lo que disfruta comiendo y poniéndose perdida.
      Limpiar es lo de menos, aunque es una aventura. Pero imagino que limpiar la cocina después de hacer purés también de tener tu historia.
      Gracias por comentar y por visitarnos.

      Eliminar
  4. Me ha encantado esta segunda entrega, más interesante si cabe que la primera.
    Particularmente me ha llamado la atención lo de las "ventanas de oportunidad", curioso y real, una pena que a veces como padres primerizos, alguna de esas ventanas se haya cerrado para casi siempre...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Gracias María. A nosotros también nos sorprendió lo de las "ventanas de oportunidad". Me parece muy gráfico y muy importante detectarlas y no dejarlas pasar.
    Un beso para tí también.

    ResponderEliminar
  6. Hola buenas,

    me parece genial la opinión del Dr. Gónzales sobre la introducción a solidos basandose en un folleto que nos dan las Public Nurses en Irlanda, y qué además no sólo nos dan esos, sino nos ofrecen leernos otros libros, como los de Anna Karamel.
    De lo que no estoy de acuerdo es qué el pecho no se le puede quitar a un niño al año, pero al que tome biberón si.
    Me estás diciendo que al año el niño debería dormir como un lirón, y si se despierta,le tienes que llevar un vaso con leche en vez de un biberón???? Sinceramente, en Irlanda a partir de los 6 meses te dicen que aprenda a comer de vaso con tapa, nunca un vaso de plastico normal y sólo en las comidas. Yo a mi hijo le pienso llevar un biberón a la cuna con 1 año si me lo pide, porque 1 el está dormido y se puede pringar entero, y 2 yo estare dormida y no me apetece cambiar sabanas y pijamas a las 3 de la mañana.
    El folleto de Irlanda habla de las comidas, de que tiene que comer con nosotros y los alimentos en Irlanda a partir de los 4 meses los tenemos más que preparados, (venden baby rice de distintas marcas, cereales, etc etc.)

    Además de que no te pueden dar unas pautas para comer porque asi de simple, la sanidad es de pago y solo tienes unas consultas a lo largo del primer año, que son a las 2y 6 semanas con el GP (medico general, que no pediatra) y a lo largo del primer mes, el 3er y el 8º mes con las public nurses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Atomilla, bienvenida. Lo primero darte las gracias por tu comentario y la información que nos aportas. De tu mensaje deduzco que vives en Irlanda y tú mejor que nadie conoceras su sistema sanitario. Por eso, te agradezco tu punto de vista.
      En cuanto a las formas de alimentar a nuestros hijos,si en vaso o en biberón creo que cada familia tiene que hacer lo que mejor le parezca. Yo estoy de acuerdo con la opinion del Dr. Gonzalez, pero está claro que no todo el mundo tiene por qué estarlo.
      Espero que nos sigas visotando y coincidamos en otros temas. Un saludo.

      Eliminar

Escribe eso que estás pensando ¡déjame tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...