viernes, 29 de junio de 2012

Sueño sin lágrimas, sueño feliz



Antes de ser madre, pensaba que los bebés se dormían solos y que lo hacían durante muchas horas seguidas. Cuando fui madre, comprobé que no todos los niños lo hacían y que algunos, incluso, dormían poco...
muy poco.

Antes de ser madre, no sabía que había niños que sólo dormían en brazos y no en su cuna y tampoco sabía que se despertaban cada dos horas o menos por la noche.


Antes de ser madre, no sabía que había pediatras que defendían el llanto del bebé como la mejor forma para que el niño "aprendiera a dormir" y ser "independiente".


Antes de ser madre, no sabía lo que significaba la palabra colecho y tampoco entendía cuando alguien me decía que dormía con sus hijos.


Antes de ser madre, no sabía nada de niños aunque yo creyera que sí...


Cuando fui madre, descubrí que mi hija sólo quería dormir en mis brazos o en los brazos de aquellos que la queríamos. Y eso que la matrona de las clases de post parto casi nos convence de que la dejarámos llorar - porque era lo mejor para ella - y sólo le diéramos la manita y la acariciáramos sin sacarla del cuco -con tan sólo unas semanas de vida.

Cuando fui madre, algo cambió dentro de mí y un instinto nació en mi interior que me decía que aquello de dejar llorar a la niña no era normal. Sin embargo, sentía una lucha interna entre lo que me decían y lo que yo sentía. Aprendí a escuchar mi corazón y a seguir ese instinto. No podía dejar a mi hija llorar por mucho que "supuestamente" todos los niños se tuvieran que dormir así, acariciándoles la manita y sin cogerles. 

Cuando fui madre, me hice tan fuerte que ahora soy capaz de seguir cogiendo a mi hija en brazos para dormirla con más de 10 meses y 9 kilos de peso y sin que me duela un hueso (y eso que antes de ser madre me dolían todos...)

Cuando fui madre, comprendí que los niños algún día aprenden a dormir solos y por eso, ahora disfruto del tiempo que me queda hasta que mi hija decida no dormir en mis brazos o en los de su padre y no dormir con nosotros en nuestra cama.

Cuando fui madre, descubrí el colecho y sus ventajas y no lo cambio por nada del mundo. Es más, lo recomiendo a todo el mundo. Desde ese día, en casa, todos descansamos mejor y somos más felices.

Si un niño duerme sin llorar, sin lágrimas, duerme feliz, descansa feliz, se despierta feliz y vive feliz. No le quites felicidad a tu hijo dejándole llorar, por mucho que otros te digan que es lo mejor para él porque no es así.

Sigue tu instinto y escucha tu corazón de madre o de padre y sentirás que tu hijo te necesita a tí. No le prives de lo que más quiere y de lo que más necesita que eres tú.

En el día Mundial del Sueño Feliz, decimos No a dormir con lágrimas, No a la indiferencia al llanto infantil ni al dolor ajeno. ¿Y tú? ¿Qué dices en este día?

Día Mundial del Sueño Feliz





14 comentarios:

  1. Podría haberlo escrito yo, es que me paso igual igual paso por paso en todo lo que creía y lo que luego aprendí. Ahora mi mejor momento es dormirlo junto a mi, y somos los dos felices.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te hayas identificado. Gracias por visitarnos y por comentar una vez más.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me siento muy reflejada en este post. Si hay una cosa de la que nunca me he arrepentido es hacer caso omiso a los consejos de dejar llorar al bebé, pobrecillos, cuánto sufrimiento para ellos... y eso que hay momentos en los que te entran dudas, pero me habría arrepentido enormemente de lo contrario,, pues sí creo que deja secuelas para siempre.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que te sientas reflejada María. Es cierto, que sobre todo al principio surgen dudas. Ser primerizos es duro porque todo el mundo opina sobre lo que deberías hacer, pero como bien dices si terminas haciendo algo contrario a lo que piensas, te puedes terminar arrepintiendo y en estos temas, es mejor seguir tu instinto y no arrepentirse. Los primeros que lo pagarían, serían nuestros hijos.
    Felicidades por superar esas dudas y no dejar llorar a tu hija.

    Un abrazo,

    Raquel

    ResponderEliminar
  5. Felicidades, me encanta....
    Que no llore nunca un niño.
    Disfrutar de vuestros bebés todo lo que podáis. La vida pasa muy deprisa y se nos van de las manos. Yo ya pasé esa época.
    Aprovechar el tiempo, y ser felices.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por visitarnos y por tus consejos Rosa, son muy sabios. La vida pasa muy deprisa y hay que disfrutar hasta de los desvelos.

      Un abrazo,

      Eliminar
  6. Disfrutad mucho esta etapa de sueño conjunto porque llega un momento que deciden que son mayores y quieren dormir solos. Sí, para todos los que creen que si les metes en tu cama no se irán nunca, les digo que no es cierto.
    Y luego somos las madres y los padres los que les echamos de menos a nuestro lado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartirlo Maribel. Hay muchos padres que piensan que si metes a tus hijos en la cama se quedarán siempre y es necesario más testimonios como el tuyo que digan que se les echa de menos cuando ellos solitos deciden marcharse.
      Un saludo,

      Eliminar
  7. Totalmente de acuerdo, además de precioso el post, yo pasé por lo mismo con el sueño y muchos temas más hasta que decidí relajarme y también seguir mi instinto y escuchar a mis niñas. Sorprendentemente han ido superando etapas ellas mismas, a su ritmo, y lo han hecho genial!
    Yo también las echo de menos el día que no se vienen a la cama, aish, qué haré cuando no quieran...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por visitarnos y por comentar. No alegra de que te haya gustado el post.Como tú bien dices, a veces relajarse es suficiente para que las cosas empiecen a fluir y nuestros hijos también. Ánimo, ya verás como superas cuando tus hijas no quieran ir a vuestra cama como has hecho con otras etapas.
      Un saludo,

      Eliminar
  8. Hola Rodrigo y Raquel,
    acabo de descubrir vuestro blog y me encanta, en especial esta entrada. Nos conocemos del barrio (soy la mamá de María) y fíjate que hemos hablado veces de que Paula dormía poquito y nunca me atreví a comentaros lo del colecho, ya que para mucha gente está mal visto. Me alegro muchísimo de que os haya servido y estéis felices.
    He leído también vuestro post sobre guarderías y no puedo estar más de acuerdo contigo. Están pensadas para que los padres nos vayamos a trabajar tranquilos creyendo que estamos haciendo lo mejor para los hijos. Pero ni de lejos es así.
    Me quedo leyendo otras entradas y de nuevo recalcar que me ha encantado encontrar vuestro blog.Nos vemos por el barrio!
    Un beso,
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por visitarnos y por comentar. Nos ha hecho mucha ilusión que nos encuentres. Nos alegramos de que hayas encontrado entradas que te gusten en nuestro blog.

      Serás bienvenida siempre que quieras para comentar y para hacernos una visitilla.

      Un beso.

      Raquel

      Eliminar
  9. ¡Hola Rodrigo y Raquel!
    ¡Qué sorpresa me he llevado al leer esta entrada y después descubrir que nos conocemos del barrio! (soy la mamá de María). Me he acordado de que, al encontrarnos, muchas veces nos comentábais que Paula dormía poquito y siempre me quedaba con las ganas de deciros que probáseis el colecho. Nunca lo hice porque, como ya sabes, para muchas familias no está bien visto. Me alegro un montón de que os esté funcionando y os vaya tan bien.
    Voy a seguir leyendo vuestro blog, enhorabuena chicos!
    Un abrazo,
    Carmen

    ResponderEliminar
  10. Hola María, qué alegría tenerte por nuestro rinconcito en la red. Al principio, he de reconocer que no sabía muy bien quién eras, no te ubicaba, pero después he caído y nos ha hecho mucha ilusión.
    El colecho es un invento genial, aunque no siempre cura todos los males. Nosotros seguimos teniendo malas noches, pero lo llevamos mejor que antes, está claro.

    A ver si nos vemos pronto por el barrio. Un abrazo para los tres y en especial para María, que es un bombón.

    Raquel

    ResponderEliminar

Escribe eso que estás pensando ¡déjame tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...