jueves, 10 de mayo de 2012

¿Es posible alimentar a un bebé sin biberones ni papillas?

Sí, es posible.Nosotros lo hemos hecho y merece la pena, aunque mucha gente no lo crea, lo desconozca o simplemente, nunca se lo haya planteado.  Nosotros podemos decir que sí, es posible alimentar a un bebé sin biberones ni papillas y si quieres saber cómo, te lo explicamos a continuación y te invitamos a que tú también lo hagas.

Vaya por delante que cada uno alimenta a sus hijos como quiere o sabe. Y nosotros no somos quien para decir a nadie lo que tiene que hacer, ni para juzgar lo que otros padres hacen. Tan sólo queremos dejar constancia de cómo lo hacemos nosotros, por si puede ayudar a alguien y para que se conozcan otras opciones.

Antes de ser madre pensaba que los bebés se alimentaban a base de biberones y papillas. Era lo que siempre había visto en los medios de comunicación, en los anuncios, en las películas, en las farmacias, en los parques, en los bebés de mi entorno y en todas partes.

Sin embargo, el día que nació mi hija y empecé a leer sobre lactancia materna para intentar solucionar los muchos problemas que tuve al principio (esto será tema de otro post), descubrí que otra forma de alimentar a un bebé era posible.

El primer mes de vida de Paula, tuvimos la inmensa suerte de que el pediatra Carlos González se cruzara en nuestras vidas en forma de libro. Pero no en forma del libro más conocido de los que ha escrito (Bésame mucho), sino el que para mí es el mejor libro sobre lactancia que se ha escrito en mucho tiempo. Me estoy refiriendo a "Un regalo para toda la vida. Guía de la lactancia materna" ( ver libros recomendados) .

A este libro,  le siguieron otros, relacionados con la alimentación y la crianza de los hijos. Entre ellos, cabe destacar "Mi niño no me come", también de Carlos González (Ver libros recomendados) y el resto de sus libros.

A partir de ese momento, nuestras vidas cambiaron. Y desde entonces, se puede decir que vemos la crianza y la alimentación de nuestra hija de una forma diferente a como la veíamos antes de que naciera. Y de una forma diferente a como la ven muchos padres y profesionales de la salud.

Hoy, podemos decir, que nuestra hija ya ha cumplido 9 meses y rebosa salud por los cuatro costados. Todo ello, sin haber probado una sola papilla ni un biberón, ni siquiera para beber agua porque lo hace en vasito desde que cumplió 6 meses.  Cosa que por cierto, le encanta.

Por extraño que parezca, podemos decir que Paula no ha probado un biberón, no sabe ni qué forma tienen. La única leche que conoce es la de su madre. No se suele separar mucho de ella, por lo que  no ha sido necesario que otra persona la alimente en su ausencia.

Al principio, sí hubo que darle leche con jeringuilla, pero tampoco utilizamos el biberón para que no se acostumbrara a la tetina y rechazara el pecho. A muchos niños les pasa y por eso, la lactancia no funciona bien.

En cuanto al tema de las papillas, diremos que a Paula le empezamos a ofrecer (que no a dar) fruta aplastada con el tenedor con 6 meses y ella misma cogía la cucharita para llevársela a la boca. Al principio, sus ojos, su pelo y sus orejas también comían, pero poco a poco fue encestando en la boca y ahora tiene un dominio espectacular. Más adelante, dejamos de dársela en cuchara y se la fuimos dando en palitos o trozos grandes que pudiera coger.

Ahora y desde hace varios meses, toma la fruta ( y el resto de la comida, claro) ella solita, de esta forma y disfruta muchísimo. Es una gozada verla comer!! (esto también será tema de otro post).

Por tanto, como véis, no ha sido necesario darle papillas ¿para qué? Si come estupendamente la fruta como los mayores, aunque a su ritmo, despacito, disfrutando del manjar y ensalivandola bien. Así deberíamos comer todos y nuestras digestiones serían mucho mejores.

Es cierto que alimentar de este modo a tu bebé a veces es difícil de explicar. Poca gente lo conoce, ni siquiera los profesionales de la salud están muy informados sobre el tema, por desgracia, porque a mi juicio, es la manera más sana, equilibrada y nutritiva que existe. Y además, hace que el bebé desarrolle sus capacidades visomotoras, refuerce la seguridad en sí mismo y gane autonomía. Pero bueno, con paciencia y sobre todo, con el paso del tiempo, la cosa se va llevando mejor a la hora de dar explicaciones.

Una cosa es cierta, para poder alimentar sin biberones ni papillas, hay que tener claro que eso es lo que se pretende y además, buscar el tiempo para ello. Es más difícil si la madre trabaja, pero siempre hay soluciones como sacarse leche o dejarla con alguien de confianza a la que decir lo que tiene que hacer. Pero como decíamos al principio, lo principal es tener claro que se quiere alimentar de esta forma y tener paciencia para lograrlo .  Los resultados no son inmediatos, requieren tiempo, pero cuando uno quiere algo y pone los medios para ello, tiene muchas posibilidades de conseguir lo que pretende. Cada día tengo más claro, que como en muchas cosas en la vida,  ¡Querer es poder, pero primero hay que querer!

Conocemos gente con tiempo para poder hacerlo y que sin embargo, han preferido alimentar a sus hijos de la manera tradicional por diferentes motivos, porque no conocían esta forma de alimentar, porque les dio miedo al no conocer a nadie que lo hiciera o simplemente porque prefirieron hacerlo como les decía su pediatra (muy respetable, por cierto).

Por tanto, la falta de tiempo no es excusa suficiente. Si quieres, puedes conseguirlo!! El tiempo ya se buscará, aunque sea el fin de semana o por las tardes si trabajas entre semana por las mañanas y te es imposible de otra manera, pidiendo una reducción de jornada durante unos meses o incluso una excedencia durante un tiempo. Si quieres alimentar a tu bebé sin papillas ni biberones, estoy segura de que encontrarás la forma de hacerlo. Nosotros lo hemos hecho y para ello, yo me he pedido excedencia en mi trabajo (esto también será tema de otro post).

Cada día, nos alegramos más de alimentar de esta forma a nuestra hija y se lo recomendamos a todos los padres que aun no lo hayan hecho. No lo cambiaríamos por nada del mundo.

Si tú lo haces de otra forma o simplemente no conoces a nadie que lo haga así o tienes dudas al respecto y quieres compartirlas con nosotros, te invitamos a que nos dejes tus comentarios para que todos nos enriquezcamos con ellos. Te estaremos muy agradecidos y seguro que otros padres, también.

Feliz jueves a todos!




17 comentarios:

  1. Se nota que estáis muy orgullosos de alimentar así a vuestra hija, yo también pienso que es lo mejor y lo más natural. Hay gente que teme los atragantamientos y quizás por eso acuden tanto a purés y papillas, hace falta más información, los métodos tradicionales "pesan" demasiado.
    Bravo por esos 9 meses sin papillas ni biberones!

    ResponderEliminar
  2. Gracias María,

    Es curioso que los métodos revolucionarios hoy día sean lo que se utilizaba cuando nuestras abuelas eran pequeñas. Por tanto, deberían ser considerados los tradicionales. Sin embargo, lo tradicional y más frecuente en alimentación infantil, hoy día, es lo que se inventó hace tan sólo unas décadas. Da que pensar la cosa ¿no te parece?
    Llevas razón en cuanto al tema de los atragantamientos, es lo que más miedo da a todo el mundo, pero por falta de información.A nosotros, al principio, también nos pasó, pero consultando libros de referencia y sobre todo, con la experiencia lo fuimos superando.

    Gracias por visitarnos una vez más!!

    ResponderEliminar
  3. Rosa Díaz Alcazar11 may. 2012 22:32:00

    Esta forma de alimentar a los niños, necesita mucha paciencia, pero no cabe duda de que tiene muchas recompensas, los niños se siente libres y comen lo que necesitan, se desarrollan a una velocidad increible, y comen de todo. Lo digo por esperiencia, porque en mi familia hay un caso semejante.
    Enhorabuena lo que estais haciendo con vuestra hija porque pronto recogereis los resultados, cuando la niña vaya al colegio o a la guardería comerá maravillosamente bien.

    Un saludo.
    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Rosa. Es cierto es requiere paciencia esta forma de alimentación, pero hacerlo con cuchara cuando el niño/a no quiere comer también la requiere...Cada uno busca lo que mejor se adapta a su situación y hace lo que puede, sabe o conoce.
      Gracias por tu apoyo y ánimo a esa personita de tu familia que también se alimenta de este modo.

      Un saludo,

      Eliminar
  4. Mis hijos tampoco han conocido chupetes, biberones, ni papillas. A partir de los 6 meses, si mostraban interés, les empecé a ofrecer arroz muy pasado y aplastado con un tenedor, zanahoria o fruta también chafados, luego pequeños trozos que pudiesen coger con sus deditos y más tarde el pan con tomate y jamón dulce. Su fuente principal de alimento fue la lactancia materna hasta casi los 18 meses y el mayor la mantuvo hasta los 3 años y medio, el pequeño todavía sigue tomando (4 años).
    Creo que es la forma natural de iniciarse en la alimentación y me ha funcionado muy bien, el mayor come de todo sin problemas, el pequeño es un poco laminero y tenemos que limitar el consumo de dulces, pero está claro que se puede prescindir de alimentos elaborados y fabricados masivamente. Lo mejor está en casa.
    Así que, SÍ, se puede alimentar a los bebés sin biberones y papillas, si dejas que sigan amamantándose cuanto y cuando quieran no tienes dudas sobre su alimentación, sabes que sus necesidades básicas están cubiertas y todo lo demás llega solo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Picatoy.com y Magda, bienvenidos a nuestro blog y gracias por seguirnos. Y gracias también, por compartir con nosotros tu experiencia.

      Felicidades por esos tres años y medio y cuatro de lactancia materna con tus hijos. Eres todo un referente y no sólo en lo personal, también en lo profesional por haber creado esa empresa.

      Es cierto lo que dices, si los niños se siguen alimentando de leche materna a demanda, sus necesidades están cubiertas y todo lo demás va llegando poco a poco.

      Te animamos a que nos sigas visitando cuando quieras.

      Un saludo,

      Eliminar
  5. Me alegra mucho como están haciendo, los felicito por su blog y por el mensaje que llevan de una vida más natural osea no artificial ( biberones, bobos o chupetes). Dios ha hecho las cosas maravillosamente y muchas veces el hombre busca otras soluciones a "problemas" que no son los mejores. Problema: mama trabaja y no puede amamantar al bebe Solucion: biberón. Yo le diría deje de trabajar, claro, que hay situaciones que no se puede. Pero debe saberse que los primeros tres años del niño son esenciales que la madre esté con él,que sea ella quien loa crie y seguro que vale la pena. ¿No es una madre capaz de dar hasta la vida por su hijo?Creo que me extendí. Gracias por su blog y feliz día de las madres. (¿allí tambien lo celebraron el domingo pasado?) Francheska

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Francheska, estamos completamente de acuerdo contigo. Dios ha hecho las cosas bien y somos nosotros los que lo complicamos. Los primeros años de vida de toda persona son fundamentales y su futuro dependerá en buena medida de cómo se vivan los comienzos de su vida.
      Al igual que en Puerto Rico, el día de la madre lo celebramos el domingo pasado, siempre es el primer domingo de mayo.
      Gracias por visitar nuestro blog y te invitamos a que sigas haciéndolo siempre que quieras. Serás bienvenida!
      Un saludo,

      Eliminar
  6. ¡¡¡¡Claro que es posible!!!! Nosotras seguimos con barra libre de teta, amén de la correspondiente AC (que mi santa madre se encarga de darle cuando yo estoy en el trabajo)

    Me saco religiosamente 180ml de leche en la media hora de desayuno con mi sacaleches manual, y esa leche se la da mi madre con cereales comprados en herboristería, de cultivo ecológico, sin azúcares, sin sal, sin grasas... cereales normales y corrientes, nada "especial para bebés" y a ella le encantan y lo toma con cuchara, que en casa no sabemos cómo se usa un biberón...... así que pueden y deben sobrevivir sin papillas artificiales, sin leche artificial... sin comida artificial!!!

    Todavía retumba en mis oídos una pregunta que me hicieron cuando volví a trabajar ¿Y ahora, si no le das biberón, cómo se va a tomar la leche?... y en ese momento pensé "¿y de mis tetis qué sale? ¿ron con coca-cola?"... ya entiendo su efecto anestésico ;)

    Muaks

    ResponderEliminar
  7. Esther, gracias por visitarnos de nuevo. Felicidades por mantener la lactancia una vez incorporada al trabajo y sobre todo, por invertir tu desayuno en tu hija y lograr tanta leche!!!No todas las mamás consiguen tanto, enhorabuena!!!Está claro, que querer es poder.

    Seguro que tu hija te lo agradecerá algún día de manera consciente porque ahora seguro que ya te lo agradece.

    Un beso fuerte,

    ResponderEliminar
  8. Hola a todos!
    Acabo de descubrir esta página, y quiero deciros a todos, tanto los que la escribís como los que participais ,como yo, que estoy MUY, pero que muuy contenta de leeros!
    Tengo que acaba de cumplir 11 meses y siempre he creído que una alimentación alimentaria libre de papilas,no solo era mas natural, si no que me parece lo mas lógico. Pero en estos once meses , no he encontrado NI UNA sola mamá o papá que alimente asi a sus hijos.
    Ni siquiera soy capaz de encontrarme por la calle nuevas mamás que con mas de 6 meses sigan la lactancia materna, pero alguna si encuentro en foros y demas.Normalmente son de otros paises.
    Pero lo que nunca he encontrado por mas que busqué y busqué, son familias sin "miniprimer" jaja. HASTA HOY!
    GRACIAS, Por que empezaba ya a sentirme un bicho verde o una madre rara...

    ResponderEliminar
  9. Bienvenida Lucía,

    Nos alegramos mucho de ayudarte, aunque sea un poquito, a sentirte menos rara. Somos seres sociales y necesitamos relacionarnos con los demás y también identificarnos con otras conductas y cuando tú eres la única/o que haces algo, en lo que crees, pero los demás no, te puedes sentir rara e insegura y pensar ¿lo estaré haciendo bien? Mucho ánimo con esa alimentación libre de papillas. Hay que confiar en nuestros hijos, ellos saben comer mejor de lo que creemos, sólo hay que dejarlos que lo hagan.
    Esperamos seguir leyéndote por aquí.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  10. Hola y muchas gracias por la información! Estoy embarazada de 24 semanas y estoy empezando a plantearme cómo será la alimentación de mi futuro/a hijo/a. Quiero felicitaros por explicar vuestras vivencias con este tipo de alimentación (la más lógica y natural, creo). Mucho me temo que nadie en mi entorno va a comprender la decisión de alimentarle sin papillas ni biberones, pero me da exactamente igual. Siempre me miran con cara de "ya está esta hippie con sus ideas locas" cuando les cuento cualquier cosa relacionada con embarazo/parto/crianza que se salga de lo que es considerado "normal". No creo que tenga que hacer lo más fácil y práctico para mi, sino lo mejor para mi hijo/a.
    Gracias otra vez!

    ResponderEliminar
  11. Brrr, he escrito un comentario y se ha borrado...

    Simplemente quería felicitaros y agradeceros que contéis vuestra experiencia con este tipo de alimentación. Estoy embarazada de 24 semanas y me estoy documentando sobre la alimentación libre de papillas y biberones. Creo que es la manera más sensata de introducir los alimentos en la dieta de nuestros hijos/as.
    Sé que nadie de mi entorno no va a entender que quiera hacerlo así pero me da exactamente igual. Siempre me miran con caras raras cuando les cuento cualquier cosa relacionada con embarazo/parto/crianza que ellos consideran fuera de lo "normal".
    Gracias otra vez!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bet, bienvenida!
      Como ves hanllegado tus dos mensajes. Gracias por enviar otro.
      Felicidades por tu embarazo.
      A veces es dificil hacer las cosas de modo diferente a los demás y sobre todo en la crianza. Al principio te sentirás muy cuestionada y puede que llegues a dudar si lo estás haciendo bien o no. Lo mejor para estar confiada y segura es informarse bien y tú lo estas haciendo con tiempo suficiente. La informacion nos permite decidir.
      Mucho animo y adelante!!
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Que buena!!!! Mi hija de 9 meses odia la papilla, me puedes explicar mejor como hacerlo?? Le pongo frutas, verduras y carne cocidas y que ella las tome en trozos??
    Saludos y gracias

    ResponderEliminar

Escribe eso que estás pensando ¡déjame tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...